Fue el punto central de la Junta Municipal de Distrito San Pablo-Santa Justa celebrada ayer en el centro cívico de la calle Menippo. Los vecinos, y en especial la Asociación Félix Rodríguez de la Fuente, querían saber cuando podrían volver a hacer uso de las instalaciones deportivas en el barrio de Las Huertas, en un cruce de versiones que apuntaba tanto al desmantelamiento como a la necesaria renovación de elementos insalubres y peligrosos.

El presidente del pleno, Jaime Ruiz, apuntó que todo se debía a un problema de titularidad, pues la parcela es propiedad de EPSA, de la Junta de Andalucía, que cedió los terrenos en 1982 y desde entonces han sido gestionados por el IMD a través de Juntas Rectoras.

«En 2007 cambió el formato de las Juntas, en todos los centros deportivos de Sevilla, y automáticamente perdieron su personalidad jurídica», explicó.

Además, el PGOU de 2006 modificó la esencia de la parcela donde se encuentran, pasando de ser «Zona deportiva» a «Zona verde», con la consiguiente limitación de destinar tan solo un porcentaje (entre el 10% y el 20%) a la práctica del deporte.

Con todo, el IMD se compromete a dejar las instalaciones en perfecto estado antes del día 1 de diciembre. De esta forma, se habría repuesto todo el vallado, pintado el local tanto por dentro como por fuera, y garantizado el suministro de luz y agua, que pasaría a ser abonado por Edificios Públicos.

Presidencia de la Junta Municipal de Distrito San Pablo Santa Justa, con Jesús Díaz, Jaime Ruiz y Fátima Ruiz / Fran Piñero

Presidencia de la Junta Municipal de Distrito San Pablo Santa Justa, con Jesús Díaz, Jaime Ruiz y Fátima Ruiz / Fran Piñero

¿Significa que todo volverá a la normalidad? No. La problemática de las Juntas Rectoras obliga a establecer un convenio / colaboración que asegure la gestión legal de los terrenos, «una concesión demanial que el IMD no puede hacer al no ser el titular de los mismos», añadía el Delegado Ruiz.

Homenaje a Gordillo

La sesión comenzó retomando uno de los puntos de la anterior Junta de Distrito. La decisión de incluir el nombre del exfutbolista Rafael Gordillo entre las calles del barrio podría suponer cierto trastorno para los vecinos, de cara a notificaciones postales.

Portavoces de grupos políticos y entidades vecinales / F.P.

Portavoces de grupos políticos y entidades vecinales / F.P.

Así lo trasladó Ángel Bermúdez, presidente de la citada Asociación de Vecinos Félix Rodríguez de la Fuente, portavoz en este caso de la Peña Bética Rafael Gordillo.

Se planteó, pues, la posibilidad de que diese nombre a una glorieta en vez de una calle, o bien afinar más la situación de la misma.

«Hay un tramo sin nombre entre Kansas City y el número 1 de Tesalónica. Ya depende de los criterios que use el Servicio de Estadística Municipal para que sea calle o glorieta, pues en esa zona no hay ningún bloque de viviendas», explicó Jaime Ruiz.

La propuesta fue aprobada por unanimidad, pues en palabras del delegado, «lo importante es que se materialice el homenaje a una persona que ha paseado el Polígono de San Pablo por toda España».

El inestable acerado

Tras el pleno de noviembre, numerosas calles verán arregladas sus aceras. Por ejemplo la de Francisco de Ariño, con socavones tras los trabajos, entre los números 24 y 28, de una empresa privada «a la que se ha reclamado responsabilidades».

También se actuará en puntos concretos de las calles Macedonia, Donantes de órganos, Guerrita, Niño de la Palma, Arroyo, y Pedro Romero con Val del Omar, así como en un tramo de la calzada de la calle Ópera Carmen.

Del mismo modo, se repondrán los marmolillos de las calles Macedonia, Donantes de órganos y del número 68 de Kansas City y se desinsectará la trasera del número 13 de la plaza Machaquito.

Portavoces del grupo popular / Fran Piñero

Portavoces del grupo popular / Fran Piñero

Los vecinos de la avenida del Pueblo Saharahui no se quejan del estado del firme, pero si de la velocidad que llevan los coches por esa vía, «que parece un rallie, a veces hasta a 80 km/h», en palabras de Miguel Cáceres, de la AVV Raíces.

«Estamos esperando a la nueva normativa nacional de badenes, aunque hemos cambiado el tipo de aparcamiento eliminando un carril, lo que hace que se aminore la velocidad», tranquilizó Jaime Ruiz.

Por otra parte, Lola Varela, vicepresidenta de la Intercomunidad del Zodiaco, recordó la necesidad de que su barriada sea recepcionada, para dejar de ser «privada de uso público», horas después de que el alcalde Zoido visitara la zona y se comprometiera a varias reformas.

La Junta finalizó con alusiones a las obras realizadas en los colegios del Distrito, superando los 484.000 euros, y que están suponiendo mejoras en los CEIP Santa Clara, Borbolla, Al Ándalus, Baltasar de Alcázar y Juan de Ribera, entre otros.