El distrito San Pablo-Santa Justa ha comenzado la colocación de adoquines en unos 40 alcorques de la calle Arroyo. Según su delegado, Jaime Ruiz, «se trata de una obra necesaria si pensamos en las personas mayores. Además, los peatones tendrán más metros de acera y con un firme más seguro. Estas peticiones se realizaron en 2010 a través de la A.VV. El Triángulo pero no fueron tenidas en cuenta por la anterior corporación municipal formada por socialistas y comunistas».

Las gestiones fructificaron el pasado 3 de junio cuando la Gerencia de Urbanismo comunicó al Distrito que ya tenía preparado el presupuesto para ejecutar estas mejoras. Las mismas tienen un coste cercano a los 6.000 euros y se hace con fondos propios del Distrito, lo que pone de manifiesto el compromiso del actual delegado, Jaime Ruiz, con los vecinos de El Fontanal.

El arreglo del acerado y de los alcorques comenzó la semana pasada y se prevé finalice en unos quince días. La obra consiste en taponar todos los alcorques con adoquines para igualar el acerado y que ésta gane mayor espacio para los peatones. Al mismo tiempo se evita también que los viandantes corran el riesgo de caerse si meten el pie dentro del alcorque o que estos se llenen de suciedad.

Cuando finalicen estos trabajos, el barrio habrá renovado un total de 208 alcorques en el último año.