Se acabó el trasladarse hasta un Punto Limpio para deshacerse del aceite usado. Desde hace unos días se ha iniciado en el Distrito San Pablo–Santa Justa la instalación de los nuevos depósitos para estos desechos que tanto daño pueden producir al medioambiente si no se procesan adecuadamente. Hasta mil litros de agua se pueden llegar a contaminar por cada gota de aceite usado que se tira por un desagüe.

En palabras del Delegado Jaime Ruiz, «vamos a procurar que ningún vecino deba desplazarse demasiado lejos para cumplir con su responsabilidad ciudadana y disponer correctamente del aceite usado. Por ello estaremos atentos a que las ubicaciones de los contenedores sean las idóneas en cada caso y teniendo en cuenta las necesidades de cada barrio».

Por ahora estos nuevos contenedores de color naranja se pueden encontrar en varias calles del barrio de Santa Clara, en la Avenida Pedro Romero, Calles Tesalónica y Jerusalén, en la Avenida de la Soleá así como en las Calles Sinaí y Sebastián Recasens en la Huerta de Santa Teresa.

Durante la presente semana se continuará con su implantación en las Calles Urquiza, Esperanza de la Trinidad, Arroyo, Baltasar de Alcázar y en la Avenida 28 de Febrero.

Un dato a reseñar de su instalación es que se está produciendo dentro de las isletas de reciclaje ya existentes para disminuir el posible impacto en aspectos como las plazas de aparcamiento disponibles.