Se trata de una vieja aspiración de los vecinos de la zona que esta semana comienza a hacerse realidad. Los trabajos para convertir las zonas terrizas de la calle Arroyo en acerado practicable para los peatones han comenzado el pasado lunes. Según se informa desde el Distrito San Pablo-Santa Justa se pretende hacer más accesible esta zona del distrito para el peatón así como evitar los encharcamientos y las invasiones de acera por parte de los vehículos.

«Los vecinos de la calle Arroyo nos habían solicitado con insistencia esta actuación, a la que hemos respondido en cuanto el presupuesto lo ha permitido. Hay que recuperar el tiempo perdido por la corporación socialista con los vecinos de Santa Justa y solucionar poco a poco los problemas acumulados», son palabras del delegado Jaime Ruiz. «Las quejas que he recibido en el distrito iban en relación a la mala imagen que daban estos parterres embarrados y sin uso, más allá de servir de aparcamiento irregular para conductores poco cívicos».

Los trabajos se están realizando entre los números 44 y 56 en ambas aceras, aplicando hormigón impreso mediante un procedimiento de planchado específico para que tome forma de adoquín. Se espera la finalización de la obra a finales de la presente semana. La licitación de la empresa asciende a la cantidad de 11.898.36 euros, correspondientes a fondos propios del distrito.

Esta intervención se une a las realizadas en la calle Arroyo, donde ya se taparon los parterres junto al número 56, las realizadas en el tramo entre Francisco de Ariño y Plaza Antonio Martelo y el adoquinado de varios alcorques. También recibió un reasfaltado integral la Calle Tharsis. De igual forma se han tapado 208 alcorques en el barrio de El Fontanal y arreglos de acerado en la acera par de Carretera de Carmona.