El distrito San Pablo-Santa Justa está ejecutando un nuevo proyecto de actuaciones para mejorar la accesibilidad en algunas zonas. Se trata de un plan que contempla obras en el Polígono de San Pablo, la avenida de Kansas City y la avenida de Villas de Cuba. La empresa adjudicataria de la obra es Antonio Castellanos y el presupuesto de ejecución alcanza los 60.490 euros.

Para el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «este ha sido un nuevo compromiso electoral cumplido pues era algo muy demandado por las madres de esta zona que por el hecho de no poder pasar con los carritos no podían disfrutar con sus hijos de los juegos existentes en el parque».

La primera de las actuaciones en ponerse en marcha ha sido la del Parque Gran Vía en la avenida Villas de Cuba. Hasta la fecha, en dicho parque se encontraban una serie de bordillos que imposibilitaban el tránsito de las sillas de rueda, coches de bebés y otros utilitarios eléctricos que pueden circular por estas zonas verdes.

Desde ahora esas barreras arquitectónicas ya no existen. En total han sido seis los bordillos de adoquines grises que se han sustituido por otros de color rojo, pero colocados a ras de suelo, por lo que el tráfico rodado permitido podrá pasar por encima de ellos sin molestia alguna.

Estas obras ponen de manifiesto la apuesta decidida por parte del delegado Jaime Ruiz de mejorar el entorno del edificio Gran Vía y el parque que hay enfrente. El pasado verano se trasplantaron seis ficus ante la escasez y juventud de los árboles que hay en el parque.

Al mismo tiempo, ha comenzado el rebaje de 12 centímetros del acerado de Villas de Cuba con Francisco Vázquez. En este punto los operarios han bajado los bordillos con unas rampas que permiten el buen paso de carritos a motor y otro tipo de utilitarios. De esta manera los discapacitados con sillas de rueda podrán continuar su camino sin necesidad de sortear estas barreras arquitectónicas que antes le suponían un riesgo o la obligatoriedad de desviar su rumbo.

Otra de las obras contempladas en este proyecto de accesibilidad es la que permitirá a los vecinos del edificio Gran Vía, situado en la avenida de Kansas City, y los aledaños acceder al Centro Comercial Mercadona. En la actualidad los pasos situados junto a los concesionarios de Mercedes y Renault están bloqueados pero serán despejados en breve.