El Distrito San Pablo-Santa Justa continúa llevando a cabo el proyecto de accesibilidad elaborado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla. Con 30.000 euros de presupuesto se están realizando obras de rebaje en los pasos de peatones y otros puntos dónde las personas con movilidad reducida tenían problemas para pasar sin riesgo de accidente.

Tras la avenida de Pedro Romero o Doctor Laffón Soto le ha tocado el turno a la calle Arroyo en la que se han realizado seis rebajes de acerado para ponerlos a ras de suelo y que los carritos puedan transitar por ellos sin problemas.

Para Jaime Ruiz, delegado del Distrito, «nuestro compromiso con el colectivo de personas con movilidad reducida sigue siendo firme por lo que cumpliremos con el plan de accesibilidad enmarcado en el programa general de inversiones en Distritos y Barrios para la mejora de la pavimentación y las condiciones en las vías y espacios públicos de la ciudad».

El objetivo de este plan es la eliminación de las barreras arquitectónicas en numerosas calles del Distrito. En unos casos porque no existe acerado, no hay rebaje o está mal ejecutado que viene siendo lo más habitual.

En este sentido Ruiz señaló «que al parecer a la anterior corporación no le preocupó lo más mínimo el colectivo de personas con movilidad reducida. Son muchas las calles de nuestro Distrito cuyos pasos de peatones no tienen rebaje para que las personas con carritos puedan pasar por ellos».

En San Pablo-Santa Justa las calles en las que se está llevando a cabo el plan de accesibilidad son Esperanza de la Trinidad, Ben Sahl, Baltasar de Alcázar, San Juan Bosco, Mamá Margarita, Pablo Iglesias, Venecia, Doctor Delgado Roig, Jabugo, Arroyo, Baltasar Gracián, Hernando del Pulgar, Ada, Doctor Laffón Soto, Antioquía, Plaza Reverte con Pedro Romero y Pueblo Saharaui con Argantonio.