El distrito San Pablo-Santa Justa, a través de Conservación de Vía Pública de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha acometido una nueva mejora para las personas con movilidad reducida con la construcción de una rampa y el arreglo del acerado que la rodea.

Para el delegado de San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «nuestro compromiso con este colectivo de personas con movilidad reducida es total. Son varias las actuaciones que hemos hecho recientemente en este sentido como la rampa de la calle Mulata o la de Tres Músicos».

Concretamente se trata de unas obras en la calle Jábera en la que se ha construido una rampa de accesibilidad, como había solicitado Josefa Limones, para que su esposo, Paulino Campo que se encuentra en una silla de rueda, pueda tener acceso a la calle.

Según Josefa, «nos encontrábamos en una auténtica ratonera porque cada vez que salía con el carrito de mi marido era una odisea, sorteando obstáculos como el alcorque del paraíso que hay junto a mi casa o dando enormes rodeos para ir a sitios que estaban muy cerca. Estoy muy agradecida al Distrito y no sabe cuánto lo agradezco. La rampa tiene una anchura muy buena y lo cierto es que nos ha cambiado la vida».

Además se ha arreglado el alcorque de un árbol de gran porte cuyas raíces habían destrozado los adoquines que lo rodean. También se han reconstruido 18m2 de acerado colocando losas hexagonales hidráulicas de hormigón que permitirán a los peatones caminar sin el peligro de tropiezo que había antes de esta actuación.

La obra ha sido realizada por la empresa adjudicataria, Martín Casillas S.L., y se ha realizado en tres días. Ahora están trabajando en Francisco de Ariño mejorando el acerado.