El parque de Bordas de la Rosaleda está de enhorabuena pues ha recibido la visita de 30 nuevos árboles que vienen para quedarse un buen número de años. Se trata de almeces celtis australis que Parques y Jardines, a través de la U.T.E. Aceinsa-Irena y en colaboración con el distrito San Pablo-Santa Justa, ha plantado recientemente.

Según el delegado de San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «con esta actuación volvemos a poner de manifiesto la importancia que para el Distrito tienen nuestros parques. Para nosotros son una prioridad como lo estamos demostrando con la plantación de árboles en el de Gran Vía y Santa Clara, en los que se han sembrado más de 80. Estas zonas han estado abandonadas en cuanto a arboleda se refiere por la anterior corporación pero conmigo al frente del Distrito esos problemas ya se están solucionando».

Estos ejemplares tienen en la actualidad un calibre de entre 18 y 20 centímetros que es el diámetro del tronco medido a una altura de metro y medio. Son árboles de hoja caduca y de gran porte que aportarán sin duda un buen sombreado a un parque muy necesitado en este sentido.

Quién ha mostrado su plena satisfacción ha sido el presidente de la A.VV. Bordas de la Rosaleda, Antonio Urbano, al asegurar «que estamos muy contentos con esta plantación que demandábamos ante la escasez de sombra. Ahora hay que esperar que los árboles agarren y pronto den la frescura que necesitamos. El distrito San Pablo-Santa Justa nuevamente ha cumplido con nosotros por lo que estamos muy satisfechos».

En breve se acometerá una segunda fase de actuación en la que se van a sustituir los chinos de las zonas de juegos infantiles por césped artificial como ha solicitado la A.VV. Bordas de la Rosaleda.

Además el año pasado se instaló una fuente de agua potable y se reforzó el perímetro del vallado que estaba en malas condiciones  y por el que se colaban jóvenes por la noche.