El Distrito San Pablo – Santa Justa, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha realizado el recubrimiento con baldosas de chinos lavados de unos parterres terrizos que se encontraban en muy mal estado en el número 56 de la calle Arroyo, delante de la fachada de la antigua fábrica de sombreros.

Dicha actuación obedece a la petición realizada por el vecindario, a través del Defensor del Ciudadano, que veía en dichos parterres deteriorados un peligro para los viandantes, sobre todo las personas mayores. Los parterres presentaban unas celosías metálicas vencidas sobre las aceras y además se utilizaban éstos como lugar dónde depositar los excrementos caninos, lo cual unía a la peligrosidad un aspecto estético lamentable.

En palabras de Jaime Ruiz, delegado del Distrito, «agradezco enormemente la colaboración de los vecinos, concretamente a Don Carlos De Castro Jiménez, ya que a través de su petición por medio del Defensor del Ciudadano, hemos podido darle solución a un problema de movilidad y estético del distrito. Gracias a ciudadanos comprometidos como Don Carlos podemos seguir trabajando en la mejora de esos pequeños asuntos que ayudan a mejora la habitabilidad de nuestra ciudad y que antes estaban desatendidos».