El Distrito San Pablo-Santa Justa acometió la pasada semana con fondos propios el reforzamiento del vallado del parque de Bordas de la Rosaleda. De esta manera, el delegado del distrito, Jaime Ruiz, cumple así con el compromiso realizado al presidente de la asociación de vecinos Bordas de la Rosaleda, Antonio Urbano.

Y es que este último llevaba dos años haciendo peticiones para que se arreglase el vallado del parque. Al parecer, el problema surge desde la recepción hace siete años puesto que se entregó sin estar totalmente acabado y con materiales en muchas zonas de poca calidad. Pero la prisa por inaugurar, tanto por parte de políticos como de los propios vecinos que estaban deseando la apertura del mismo, propició que se abriera con algunos defectos.

Desde el principio, el rejado puso de manifiesto su endeblez puesto que con las manos se pueden doblar lo que propicia que muchos
desaprensivos entren de esta manera cuando el parque está cerrado por la noche. Los actos vandálicos han sido numerosos en este sentido y es por eso que los vecinos insistieron en sus peticiones al sufrir el aumento del vandalismo.

Según el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «hemos cumplido con nuestro compromiso al arreglar el vallado. Hago desde aquí un llamamiento para que no se produzcan más actos vandálicos porque lo único que pretendemos es que el parque pueda reunir todos los requisitos para el disfrute de los vecinos».

La duración de la obra ha sido de dos días y en la misma se han reforzado las partes más endebles lo que supone un perímetro de entre diez y quince metros. Precisamente en esto incidió el presidente de la asociación de vecinos de Bordas de la Rosaleda cuando aseguró que «estamos muy contentos porque el delegado, Jaime Ruiz, ha cumplido con su compromiso y la actuación ha sido efectiva pero no arregla del todo el problema porque sigue habiendo zonas vulnerables. Habría que poner una línea horizontal en todo el perímetro porque la reja es muy mala. Todo parte de cuando se recepcionó el parque que se hizo de aquella manera».

Esta mejora se une a la recién iniciada obra de un centro deportivo en la misma zona. Se espera que cuando esté finalizado los vecinos puedan disfrutar del mismo a un precio muy asequible puesto que las actividades que se pueden realizar en el complejo son numerosas y muy atractivas.