El delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, ha señalado que «el entorno de Santa Justa ha pasado de ser un solar baldío, abandonado y lleno de pastos y suciedad a ser una zona limpia, ordenada y con nuevo mobiliario, que era uno de los compromisos de este Gobierno. Es cierto que hay una segunda parte del proyecto para Santa Justa que aún no es una realidad por diferentes circunstancias, principalmente porque no depende sólo del Ayuntamiento, sino que exige ir de la mano de ADIF, con la que existen conversaciones muy avanzadas, y porque la disponibilidad presupuestaria en las administraciones está limitada en los últimos años. Pero el PSOE comete un error muy habitual en él, que es quedarse sólo con la parte más vistosa del proyecto y olvidar los compromisos cumplidos que también importan mucho a los vecinos en materia de limpieza, seguridad, mantenimiento y cuidado de las zonas verdes, algo que ellos descuidaron durante doce años, como bien sabe Encarnación Martínez porque fue delegada del Distrito y no hizo nada de lo que ahora exige».

Ruiz ha recordado que «la titularidad de los terrenos del entorno de Santa Justa es compartida entre ADIF y el Ayuntamiento, por lo que mantenemos un contacto fluido para hablar sobre un proyecto de reordenación de la zona que no sólo no está olvidado, sino que se encuentra perfectamente definido, pero que debe ejecutarse entre ambos, puesto que la inversión necesaria sería elevada, de entre 1,5 y 2 millones de euros».

Para el delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, «la realidad obliga a establecer prioridades, porque un proyecto que no se ha afrontado en 23 años ni en etapas de bonanza económica no es posible llevarlo a cabo en su totalidad en estos momentos de limitaciones presupuestarias generales. En este caso así se ha hecho, dando solución en primer lugar a reivindicaciones vecinales prioritarias como el adecentamiento y cuidado de la zona, la reposición de mobiliario urbano deteriorado, el arreglo del parque de Santa Justa o la demolición de la pérgola de Juan Antonio Cavestany tan reclamada por los residentes».

Respecto a las conexiones entre la estación y otros puntos clave de la ciudad, Ruiz ha afirmado que «en septiembre estará operativa la conexión de forma directa de la estación de Santa Justa y la estación de autobuses de Plaza de Armas, que actualmente se tiene que realizar mediante transbordo. Esta conexión se realizará mediante una modificación y ampliación de recorrido de la actual línea 21, que además de la conexión de estos dos nudos neurálgicos de transporte dentro de la ciudad permitiría dotar al Polígono San Pablo y a sus más de 20.000 habitantes de una mayor accesibilidad a la zona más céntrica de la ciudad. Igualmente, se dispone también de la Línea Aeropuerto, que conecta el Aeropuerto de San Pablo con la estación de Santa Justa, el apeadero de San Bernardo, el Metro y con las estaciones de autobuses del Prado de San Sebastián y Plaza de Armas».