El Distrito San Pablo-Santa Justa se convierte en el primero -y el único- en contar con una normativa de funcionamiento de los grupos de trabajo, tras la aprobación por unanimidad del proyecto de reglamento orgánico presentada a los miembros de la junta municipal reunida en pleno.

El respectivo reglamento tiene por objeto especificar «la regulación, organización y funcionamiento de los grupos de trabajo como órgano complementario del pleno», y establece que «la junta municipal del distrito podrá designar estos órganos para diversos asuntos, procurando que se adapten a las áreas en que se estructuran los servicios corporativos». Además, se recoge en el texto que los grupos de trabajo «no tendrán consideración de órganos vinculantes», aclaró el presidente de la comisión creada para dar forma al proyecto, Ángel Naranjo.

En principio, serán cuatro los grupos de trabajo que comenzarán a funcionar en San Pablo-Santa Justa, y abordarán las áreas de Urbanismo y Medio Ambiente; Asuntos Sociales, Economía, Empleo y Participación Ciudadana; Seguridad y Movilidad; y  Cultura, Educación y Deportes. No obstante, el reglamento especifica que «además de estos grupos, podrán crearse los que consideren convenientes los miembros de la junta municipal».

Cada uno de los grupos estará regido por un coordinador que se elegirá a propuesta de los miembros del pleno, aunque se recomienda que, preferiblemente, el designado «no sea un representante de un grupo político». No obstante, en estos órganos podrán participar «cualquier miembro del pleno y cualquier vecino siempre y cuando lo solicite por anticipado». Además, el texto normativo indica también que los grupos de trabajo podrán solicitar la presencia de cualquier persona que no pertenezca a los mismos, con el objetivo de informar a sus integrantes.

El distrito San Pablo-Santa Justa dio un paso adelante en pro de la transparencia y la rigurosidad al crear, el pasado mes de enero, una comisión para desarrollar el proyecto que recoge las normas en función de las cuales se articularán los grupos de trabajo. Ahora, una vez obtenido el respaldo de los miembros del pleno, el presidente de la junta municipal, Jaime Ruiz, instó a las entidades con representación en el pleno a que después de la celebración de la Feria de Abril propusieran «un candidato para coordinar cada uno de los cuatro grupos conformados», recordando que «deben excluirse los representantes de los partidos políticos».