El distrito San Pablo-Santa Justa está acometiendo con fondos propios unas obras en la Avenida de Kansas City con la calle Éfeso. La obra beneficia especialmente  a los vecinos del bloque I de la plaza Manuel Torre, en el barrio A del Polígono de San Pablo.

Para el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, «esta actuación supone el cumplimiento de una promesa con los vecinos. Al mismo tiempo embellecemos una de las puertas de entrada de los turistas a nuestra ciudad y contribuimos a erradicar el consumo de drogas y otros comportamientos negativos en este enclave del Polígono de San Pablo».

El delegado también recordó la retirada de un cartel que afeaba los aledaños de la Avenida de Kansas City. «Quiero recordar que hace un año conseguimos retirar un cartel con la publicidad de una empresa licitadora de un concurso de actuación en vía pública y que seguía en el mismo sitio a pesar de haber finalizado las obras de mejora que en su día se hicieron en la plaza Manuel Torre», manifestó Jaime Ruiz.

Se trata de unos arreglos que solicitaron los vecinos porque por la zona de los setos se colaban casi a diario indigentes y grupos de jóvenes para consumir drogas o bebidas alcohólicas. La obra en cuestión, ejecutada por la U.T.E. Fitonovo-Limpiezas Lorca, consiste en la rotura del pavimento y la colocación de losetas. También se van a trasplantar un buen número de setos y se plantarán otros nuevos.

Tras la excavación a mano para la formación de cepellones se procederá a la colocación de una valla metálica con la que se espera evitar la entrada a la parte trasera del edificio. La mejora también contempla el abono de la zona ajardinada y el reparto de tierra vegetal así como la instalación de un tipo de riego más efectivo con menor consumo de agua.

Una de las vecinas que ha manifestado su satisfacción ha sido la secretaria de la Comunidad de Propietarios del bloque 1 de la plaza Manuel Torre, María Victoria Fernández, que además vive en la planta primera por lo que ha padecido el mal uso que estaban haciendo algunos desaprensivos de este enclave.

Para María Victoria, «ha sido una sorpresa la buena disposición mostrada por el Distrito. Aunque creo que las cuestiones públicas deberían tardar bastante menos tiempo en realizarse puesto que nuestra primera petición de solución la realizamos hace tres años. Gracias a la sensibilidad, buen trato y la intervención del delegado, Jaime Ruiz, y de su equipo, han realizado la obra que nosotros habíamos solicitado hasta en los más pequeños detalles».

Los propios vecinos han manifestado su deseo de mantener ellos mismos los nuevos setos y la parte ajardinada, aunque sea de carácter público, para lo que han construido con su dinero un pozo con el que poder mantener las zonas verdes. La obra comenzó la semana pasada y se espera que concluya en un plazo de dos semanas.