El Distrito San Pablo-Santa Justa ha gestionado a través de Lipasam la adquisición de 114 nuevos contenedores de recogida de residuos orgánicos de carga lateral.

La petición de San Pablo-Santa Justa se realizó el pasado mes de octubre de 2012 cuando el delegado del Distrito, Jaime Ruiz, solicitó al gerente de Lipasam, Francisco José Juan Rodríguez, la adquisición de los nuevos contenedores de carga lateral. En poco más de seis meses Jaime Ruiz ha conseguido los deseados depósitos que ya se están colocando en las calles del Polígono San Pablo y Huerta de Santa Teresa. La llegada de los 114 contenedores ha permitido la retirada de 364, pero a pesar de haber menos, como son más grandes, se aumenta la capacidad total en 84.520 litros sumando un total de 364.800 litros.

Según el delegado de este Distrito, Jaime Ruiz, «si queremos hacer de San Pablo un museo al aire libre tenemos que compatibilizarlo con un entorno medioambiental que no provoque impactos visuales. Además no sólo llevamos los nuevos contendores a los sitios con arte urbano sino también a las zonas más alejadas».

Las zonas que ya están recibiendo los nuevos depósitos de basura orgánica son, por parte del Polígono de San Pablo, las avenidas de la Soleá, Pedro Romero, Villas de Cuba, Santa Clara de Cuba y Kansas City. Además de las calles Tarso, Tesalónica, Macedonia, Doctor Laffon Soto, Antioquía, Damasco, Ada, Éfeso y Jerusalén.

Respecto a Huerta de Santa Teresa las calles beneficiadas son Sinaí, Hernando del Pulgar, Baltasar Gracián, Monte Tabor, Tomás Murube, Isaac Albéniz y la Avenida El Greco.

En cuanto al nuevo formato de contenedor, tiene mayores prestaciones que sus predecesores como puede ser la cantidad de carga. Mientras los contenedores retirados podían almacenar 770 litros los nuevos llegan hasta los 3.200. Por este motivo dónde antes había tres o cuatro ahora habrá uno sólo que hará la misma función. De esta manera se reduce el impacto visual que supone tener varios depósitos de basura juntos. Al mismo tiempo que se mejora el aspecto de las calles se liberan plazas de aparcamiento público tan necesario en estos tiempos.

Otro de los rasgos que los caracterizan es la forma en la que los camiones lo recogen para extraer la basura de su interior. Mientras antes iban tres operarios con un camión de carga trasera ahora sólo necesitarán una persona para ser recogidos. Este operario no tendrá ni que bajarse del camión de recogida pues le bastará con colocarse con su vehículo al lado del contenedor y recogerlo con una pinza lateral. Desde Lipasam informan que este nuevo sistema aumenta la eficacia de la recogida en un 250 por ciento.

Estos nuevos depósitos de basura son estáticos cuando los anteriores llevaban ruedas. Ahora será difícil que los desaprensivos los utilicen para sus actos de vandalismo. Aunque algunos son de plástico la mayoría son metálicos con lo que será muy complicado que puedan salir ardiendo si alguien les prende fuego.

Desde Lipasam se está poniendo especial interés en agrupar los contenedores de forma que los de residuos de materia orgánica estén por un lado y los de envase, papel y vidrio, por otro. De esta manera se producirán menos equivocaciones entre los usuarios que muchas veces arrojaban los residuos orgánicos en el contenedor de los envases, según han testado operarios de Lipasam.

La colocación de los nuevos contenedores de carga lateral comenzó el pasado lunes 6 de mayo y se espera que acabe antes de que acabe el presente mes de mayo.