Llegando el mes de noviembre, la familia Ojeda empieza a despejar una habitación de su domicilio para acoger a unos huéspedes especiales: los del portal de Belén. Se trata de una tradición que el cabeza de familia, Eduardo Ojeda, heredó de su padre y que disfrutó mucho en su infancia, por ello decidió coger el testigo y continuar en su hogar «con la bonita costumbre de montar el Belén».

«Empecé en el año 2007 sólo con el Misterio y los Reyes Magos, pero cada año fui ampliando el diseño, comprando nuevas figuras y personajes y haciéndolo más completo», explica Eduardo, quien añade que «el diseño cambia cada año, pues me gusta hacer cosas distintas ya que vienen a verlo muchos vecinos e incluso profesores y amigos de mis hijos del colegio».

El montaje del Belén copa unos seis metros cuadrados, casi una habitación completa, y en el recorrido se observan zonas bien distintas. Así, se puede distinguir el desierto con sus jaimas, el castillo de Herodes, un poblado con sus habitantes y el nacimiento propiamente dicho. Las casas del poblado y el castillo, que se colocan a distintas alturas, han sido realizadas artesanalmente por Eduardo usando como materiales poliespán blanco y madera de balsa. Además, el poblado está lleno de detalles: fuentes que echan agua, chimeneas encendidas en las casas y hogueras en el monte, todo para recrear la vida en Belén.

A su creatividad innata Eduardo suma una formación como belenista. De hecho, «estuve durante unos cuatro meses recibiendo clases sobre técnicas de construcción. Allí aprendí pautas para modelar, recrear texturas y pintar algunos elementos del portal, pero luego tú solo tienes que desarrollar tu propia técnica y darle forma a la idea que tengas en la cabeza», aclara.

Han sido casi tres semanas de trabajo para lograr el resultado esperado, un esfuerzo que se ha visto recompensado con el primer premio del concurso de Belenes que organiza el Distrito San Pablo-Santa Justa. «Es la primera vez que participo en el certamen, por lo que el premio ha sido una gran satisfacción», señala el autor del montaje. De hecho, declara que ya está pensando «en el del año próximo», pues «estoy construyendo ya algunos elementos para sumar al diseño», concluye.