Los operarios de Parques y Jardines continúan con su labor de recogida de naranjas amargas del distrito San Pablo-Santa Justa, unos trabajos que hasta el pasado 8 de febrero han registrado unas cifras de 125.640 kilos de naranjas de 1.047 árboles.

El delegado del distrito, Jaime Ruiz, ha informado de que ya se ha iniciado la recolección en la zona de San José Obrero y Los Granados, además de en la calle Hespérides. En este entorno se han recogido más de 47.000 kilos de naranjas, «cantidad que irá aumentando a medida que pasen los días pues, desde la empresa adjuticataria de la recogida, se van a poner más cuadrillas en la calle en cuanto la naranja esté en su mejor momento para ser arrancada» ha señalado el delegado quien, ha añadido que en total «se espera que superen los 600.000 kilos de la pasada temporada».

El Ayuntamiento de Sevilla ha desvelado una planificación para la recolección de naranjas agrias en los barrios del distrito cuyo periodo, como ya publicó Sevilla Ciudad, engloba el mes de febrero y marzo. Así,  el pasado 1 de febrero comenzarón las labores de retirada en el barrio Huerta de Santa Teresa, que se prolongarán  hasta el último día del mes. En el Fontanal, la recogida se realizará del 16 al 28 de febrero, al igual que en el sector A, B y C del Polígono San Pablo. Por su parte, en los barrios pertenecientes al sector D y E se recogerán las naranjas del 16 de febrero al 15 de marzo; en El Zodíaco y Árbol Gordo, del 1 al 15 de marzo y, por último, en La Corza, Las Huertas y Santa Teresa del 16 al 22 de marzo.

En total, en los barrios y plazas de San Pablo-Santa Justa se han contabilizado 4.943 naranjos de los que casi un millar se han descargado ya de su fruto. Los trabajos son realizados por las empresas adjudicatarias del macrocontrato de conservación y mantenimiento de las zonas verdes de Sevilla, por lo que «cabe recordar que este contrato comprende el conjunto de labores obligatorias que han de realizarse para conservar los elementos vegetales de las zonas verdes en perfecto estado ornamental», tal y como ha declarado el delegado de Medio Ambiente, Maximiliano Vílchez.