El Distrito San Pablo-Santa Justa cuenta a partir de ahora con un nuevo Rincón de la Memoria y la Libertad con el que se quiere recordar a las víctimas del terrorismo. Este espacio, ubicado en la glorieta situada en el cruce de las calles José Laguillo y Arroyo, se suma al que ya se encuentra en el Distrito Casco Antiguo, concretamente en la Plaza de la Encarnación.

Desde la Fundación contra el Terrorismo y la Violencia Alberto Jiménez-Becerril se quiere extender este tipo de homenaje a todos los distritos de la ciudad, así como a otros lugares emblemáticos. Con este objetivo, la Fundación tiene prevista próximamente la inauguración de otra placa como homenaje a las víctimas en el Distrito Macarena.

Suelta de globos

La delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales y presidenta del Pleno municipal, Carmen Castreño, ha presidido el acto de inauguración junto a la presidenta de la Fundación contra el Terrorismo y la Violencia Alberto Jiménez-Becerril, Teresa Jiménez-Becerril, y la delegada del Distrito San Pablo-Santa Justa, Inmaculada Acevedo. Tras la lectura de varios manifiestos, se ha procedido a descubrir la placa en la que figura el lema «Frente al tiempo certero grito fuerte, sin sombras, compromisos ni cadenas sagrada libertad, siempre sagrada»,  perteneciente a los ‘Sonetos de la paz en adelante’ de Enrique Barrero. El acto ha concluido con una suelta de globos en recuerdo a las víctimas.

La delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales ha destacado el valor de esta iniciativa de la Fundación de «llevar el recuerdo de las víctimas a distintos puntos de la ciudad porque, en definitiva, se trata de recordar que los demócratas debemos estar unidos frente al terror». «Es importante que las víctimas pervivan en nuestra memoria y que reflexionemos sobre la paz y la democracia y este tipo de homenajes contribuyen a ello», ha señalado Castreño.