La esquina de José Laguillo con María Auxiliadora tiene nombre propio. El Ayuntamiento ha instalado allí una placa para recordar a Sergio Rodríguez-Prat, un policía local que falleció en el año 2013 en ese mismo lugar. «Sevilla siempre recordará a quién dejó su vida en acto de servicio», reza el azulejo, en el que aparece el busto del joven con el uniforme del Cuerpo.

Sergio Rodríguez-Prat falleció a los 27 años, cuando apenas llevaba un año dentro de la Policía Local. Estando de servicio y yendo en moto, fue arrollado por una conductora en el cruce de José Laguillo. Ahora, la ciudad lo recuerda con una placa de homenaje que conservará para siempre su memoria.