La delegada del Distrito San Pablo, Inmaculada Acevedo, ha visitado la Plaza de Sinaí, situada entre las calles Baltasar Gracián y Manuel Montero, donde el Ayuntamiento de Sevilla va a acometer obras ante los problemas derivados de la acumulación de aguas pluviales «tal y como venían reclamando los vecinos y las asociaciones como Huerta de Santa Teresa desde hacía tiempo».

Los problemas proceden de la colocación de las tuberías de drenaje de lluvia que se encuentran situadas bajo la capa de impermeabilización de la cubierta del parking subterráneo de la plaza, las cuales se encuentran apoyadas directamente sobre el forjado sin ningún tipo de pendiente que facilite el desalojo de agua, lo que provoca las continuas acumulaciones en época de lluvias impidiendo la visita al parque. Una situación «que había provocado numerosas quejas durante los últimos años, por lo que se ha programado una solución con celeridad» a través de la Gerencia de Urbanismo.

El Ayuntamiento de Sevilla va a instalar una serie de colectores suspendidos del techo del aparcamiento subterráneo que se conectarán a la red colgada para evacuación de lluvia que existe en la zona, lo que ofrecerá una solución inmediata.

El coste de la construcción e instalación de esta nueva red de aguas pluviales es de 16.724 euros y ha sido adjudicada a la empresa Compañía Auxiliar de Obras Andaluza SA (CADESA). Cuentan con un plazo de ejecución de dos meses que debe evitar calos abiertos en la impermeabilización de la cubierta o sumideros sin terminar o sin conectar a la red general colgada existente para evitar interrupciones de los trabajos ante precipitaciones.