Chakpori Galea es un apasionado de las bicis que ha conseguido, con sólo 34 años de edad, convertir su pasión en un negocio solvente. Asegura que desde los 16 años su sueño era «montar una tienda de bicicletas», así que en 2010 se embarcó en esta aventura y nació «Ciclos Galea», una decisión meditada que surgió tras pasar por distintos trabajos frustrados y asumir una lesión que lo apartarían de competir en su deporte preferido.

El joven empresario explica que «desde que era muy jovencito ya arreglaba las bicis de mis amigos y así empecé a ganarme un dinerillo». Era algo que le gustaba y que «se me daba muy bien». Por ello, invirtió el dinero de su prestación por desempleo en crear su propia empresa: una tienda para la venta de bicicletas, accesorios y que incluye un taller, ubicada en la calle Esperanza de la Trinidad 9, Local 5, en el barrio de Santa Justa.

Asegura que los comienzos empresariales fueron «muy difíciles» y que salió adelante «con la ayuda de la familia y de los amigos, que siempre están dispuestos a echarte una mano, porque lo que son subvenciones, he pedido muchas y no me han dado ninguna». Además, critica que las grandes marcas «cada vez lo ponen más complicado, pues no te prestan bicicletas para exposición y piden cantidades astronómicas de dinero como inicio», algo inviable «para una pequeña empresa que está empezando a funcionar y que intenta diferenciarse».

El taller es precisamente lo que distingue a «Ciclos Galea» del resto de negocios que han proliferado en la ciudad a raíz de la instalación del carril bici, ya que este establecimiento ofrece el plus de «montar bicis a la carta», además de «personalizar bicicletas, adaptarlas a personas con discapacidad y restaurar vehículos de pedales antiguos con piezas originales».

Entre los proyectos más inmediatos de este sevillano está el «crear una marca propia de bicicletas: CHK», una idea bastante avanzada y que podría ver la luz en el mes de mayo o junio a lo más tardar, pues «sólo estoy pendiente de los diseños de los cuadros y de algún detalle menor más», añade el propietario.

En «Ciclos Galea» los amantes del ciclismo pueden encontrar la bici que mejor se adapte a sus necesidades, pues la horquilla de precios varía «desde los 149 euros hasta los 14.000», pero todas «con la mejor garantía». No obstante, la última moda son «las BMX y las tipo Fixie, bicicletas urbanas de piñón fijo al estilo de las que usan los mensajeros de Nueva York».

El perfil de clientes es de lo más variopinto, desde el ciclista profesional al novel, pasando por todas las edades. Un grupo muy heterogéneo que cada domingo se reúne a las puertas del establecimiento para participar en las rutas que Chakpori organiza por la ciudad, en una jornada de convivencia y de disfrutar del deporte a dos ruedas.