La asociación de vecinos León Felipe, de la barriada de La Corza, ya cuenta los días para la celebración de su XXXIII Velá. Junto con el Distrito San Pablo-Santa Justa, los vecinos ultiman detalles para que el primer fin de semana de septiembre sea la fiesta de la convivencia en las calles de la zona.

Cómo vestir la calle, las actuaciones, la agenda y las diversas actividades que se van a llevar a cabo en el XXXIII Aniversario de la Velá, son algunos de los detalles que la Junta Directiva de la Asociación de Vecinos León Felipe de la Barriada de La Corza está organizando conjuntamente con el Distrito San Pablo-Santa Justa.

Esta fiesta del barrio tan señalada para los vecinos se celebrará el primer fin de semana de septiembre, coincidiendo con los días 5, 6, 7 y 8 de este mes. De este modo los vecinos del barrio de La Corza engalanarán sus calles para participar «activamente en su fiesta y acoger a todos los visitantes que se acerquen a disfrutar de estos días de fiesta y convivencia vecinal».

Don José Pizarro Álvarez

Esta Velá se dedicará a la figura de Don José Pizarro Álvarez homenajeando así «al profesor, al amigo, al corzeño de corazón» y al autor del libro: «La Corza, Recuperar su identidad-Historia inacabada de mi barrio», «ya en el título se deslumbra lo Corzeño que llegó a sentirse Pizarro y el cartel de la anunciación de la fiesta es la portada del libro».

Un homenaje que no merece menos, José Pizarro Álvarez nacido en Osuna en 1947 y fallecido en diciembre de 2012, ejerció la enseñanza como profesor de educación primaria y no sólo como profesión sino como vocación durante más de 30 años.

A comienzos del curso escolar 1983-1984 José Pizarro Álvarez llega por primera vez al barrio de La Corza para trabajar como profesor de lengua española en el entonces Colegio Público de Educación Primaria Antonio Álvarez (ahora Centro de Educación Especial Virgen de la Esperanza).

A lo largo de los casi 15 años que permaneció allí desempeñando su labor docente fue desarrollando un vínculo no sólo con el centro sino con el barrio y sus gentes, pasando a formar parte activa del día a día de los mismos.

En 1998-1999, cuando el centro es convertido en un Instituto de Educación Secundaria, se ve obligado a dejar el barrio continuando su andadura en el Ceip Escritor Alfonso Grosso, donde permanecerá hasta su jubilación el 24 de abril de 2002.

A pesar de esta marcha forzada, en ningún momento rompe los lazos que le unen a La Corza y fruto de ello es el libro sobre el que gira este proyecto cultural y al que ha dedicado con cariño y paciencia estos tres últimos años.