Los vecinos de la calle Hespérides han aplaudido el «buen estado de conservación y mantenimiento» de la única zona verde del barrio desde que el Ayuntamiento, a través de Parques y Jardines, se ocupa de su cuidado. Así, han resaltado que el parque o jardín «se encuentra completamente limpio y que constantemente se revisa el estado de conservación de los juegos infantiles, para evitar accidentes en el que se vean implicados los menores», señala Amparo Pérez Franco, presidenta de la asociación «Amigos del Jardín de las Hespérides».

La representante vecinal señala que el parque «fue un logro vecinal» ya que, según recuerda, «los vecinos lo defendimos a muerte, negándonos a la construcción de 87 viviendas sociales en la parcela que colinda con el Edificio Giralda, tal y como estaba planificado por el Consejo Municipal de la Vivienda en el año 98». Así, señala que «muchos de los árboles los sembramos los residentes y hemos protagonizado distintas campañas en contra de la tala de los mismos, negándonos a cualquier uso que no sea disfrutar de este pulmón verde y, por fin, después de mucho batallar, el Ayuntamiento de Sevilla se puso de nuestro lado».

Actualmente, el parque «es la zona de recreo habitual para los alumnos del colegio de educación especial Virgen de la Esperanza y para los mayores del centro de día, que vienen aquí para tomar el sol, además de ser un punto de reunión de los vecinos de las calles colindantes y del barrio de La Corza», manifiesta Pérez Franco, quien subraya que «es el Ayuntamiento el encargado de su cuidado, gestionando también la apertura y el cierre del mismo».

La asociación alaba «la mejoría» del entorno en los últimos años aunque «eso no quita que aún se pueda hacer más», señala. Por ello, demanda «más equipamiento para esta zona verde» y entre las peticiones destaca «realizar el cerramiento de los juegos infantiles, con el objetivo de que no se metan los perros y depositen ahí sus excrementos. Además, hemos solicitado varias veces más puntos de luz y una fuente de agua potable, dado el número de usuarios que disfrutan del parque», manifiesta la portavoz.

Por último, la presidenta de la asociación considera que el parque «sería mucho más apropiado para la instalación de los aparatos de gimnasia para mayores que se han instalado en el barrio de La Corza, ya que se encuentran en un pequeño terreno en mitad de dos calles. Este entorno  da servicio al barrio y supone un escenario más apetecible para la práctica de ejercicio físico», concluye.