La Tertulia Cofrade El Costero y la Asociación Amigos de El Fontanal organizan hoy una Sardiná Solidaria que se desarrollará, a partir de las 12:00 horas, en la Plaza Antonio Martelo del barrio de San José Obrero, en donde la única moneda de cambio permitida será «un kilo de alimentos».

Se trata de la primera iniciativa de estas características que nace al amparo de la Cruz de Mayo que ambas entidades han montado en la plaza «para recuperar una vieja tradición que se vivía en el barrio, y que fue desapareciendo en los últimos años», declara Javier Fernández, tesorero de El Costero, quien añade que «queríamos hacer alguna acción benéfica además de montar la cruz, a sabiendas de las necesidades que hay en el barrio, así que en principio pensamos en una recogida de alimentos. Empezamos a compartir nuestra idea con comerciantes y vecinos de la zona, y fueron ellos los que nos sugirieron hacer la sardiná, ya que un comerciante estaba dispuesto a donar 160 kilos de sardinas, es decir, unas 1.600 unidades, y así ha sido».

El tesorero de la asociación cofrade se muestra muy «satisfecho» con la acogida de este proyecto, ya que «los establecimientos comerciales se han volcado con nuestra propuesta. De hecho, las fruterías nos han donado tomates para hacer aliños, entre los bares de la zona se han conseguido nueve barriles de cerveza, y las droguerías también han colaborado cediendo platos, vasos y cubiertos».

La respuesta del barrio ha sido tal que, según Fernández, «el viernes pasado ya contábamos con unos 700 kilos de alimentos donados, por lo que esperamos que hoy la cifra se llegue a duplicar o triplicar, y que esta jornada sirva también para animar las ventas en los establecimientos de San José Obrero, El Fontanal o la barriada San Carlos», señala el secretario.

La Sardiná Solidaria cuenta también con el apoyo de Cruzcampo, que ha donado las barras y las cámaras frigoríficas, así como con la colaboración del Distrito San Pablo-Santa Justa, que ha cedido sombrillas para la plaza, las mesas y sillas, y los adornos como farolillos, banderolas y flores; además de tramitar el permiso necesario para la ocupación de la vía pública y de gestionar con Lipasam la recogida de la basura una vez terminado el evento.

La transacción económica está totalmente prohibida hoy en la plaza Antonio Martelo, donde la única moneda válida será la entrega de un kilo de productos no perecederos, con los que se comprará un ticket que da opción a una sardina asada y una cerveza. Una vez que se llegue a la sardina número mil, se le entregará a los siguientes participantes un clavel con su consumición.

Los alimentos recaudados se entregarán a la bolsa de caridad de la Hermandad de San José Obrero y al Banco de Alimentos de Sevilla.