El delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Bueno, ha declarado en contestación a las declaraciones del Grupo Socialista sobre zona azul, que «el Gobierno no tiene ninguna intención de ampliar la zona azul, ya está culminado el proceso de la zona azul, como ya hemos reiterado en numerosas ocasiones».

En este sentido Juan Bueno, ha pedido a «los Sres. del PSOE que no engañen a los vecinos para sacar rédito político con la zona azul, asunto que además está consensuado en todo momento con los propios vecinos».

Así, el Delegado de Seguridad y Movilidad, ha aclarado que «las declaraciones del Sr. Muñoz están llenas de falsedades, ya que en el Pliego permite un margen del 10% por arriba y por abajo sobre las inicialmente previstas sin modificar las condiciones económicas del contrato. Eso no quiere decir que no pueda ser mayor o menor a lo largo de los 10 años, sino que si no es menor del 10% (- 729 plazas) no tiene derecho a pedir equilibrio económico y si no es mayor (+ 729) tampoco el Ayuntamiento puede aumentar el canon fijo».

Por otro lado, Bueno ha señalado que «las 12.347 plazas proceden de una primera reducción de las más de 15.000 que el PSOE tenía estudiado implantar desde el año 2006 mediante un encargo a la empresa ZENER a través de AUSSA. Mediante negociación con vecinos y ciudadanos a través de los Distritos las 12.347 plazas pasaron a las 7.285 del Pliego».

«Puedo asegurarle a los señores del PSOE que ha habido un estudio detallado plaza por plaza y en todo momento consensuado con los vecinos», ha destacado el delegado de Seguridad y Movilidad.

Por último, Bueno ha apostillado que «como se ha adjudicado por concurso público y no ‘a dedo’ y sin Pliego como hizo en su día el PSOE y tenía previsto hacer si hubiera podido. La diferencia es que ahora en todo momento su gestión está supervisada por el Ayuntamiento y no sólo por AUSSA que aunque puede proponer en su oferta la ampliación de plazas es sólo una propuesta de la empresa en su oferta no un estudio del Ayuntamiento y es el propio Ayuntamiento quien decide en función de los intereses de los ciudadanos y no de la empresa».