El Distrito San Pablo – Santa Justa sigue promocionando el ocio y la cultura al aire libre. En esta ocasión se ha celebrado la representación del quinto espectáculo del III Ciclo de Títeres al Aire Libre en la Plaza de la Caña, en el barrio A del Polígono de San Pablo.

La compañía Títeres Titarayana representó la obra Piratas con mala pata, obra dónde el malhumorado Capitán Barba Azul  y su grumete Chanquete vivieron trepidantes aventuras por los mares en busca de un valioso tesoro que se encontraba oculto en la isla del loro. Pero estos piratas, aunque pícaros, socarrones y de bruscos ademanes, cautivaron el corazón de los niños con sus historias y canciones que, aunque parezca contradictorio, también les transmitieron, a su manera, buenos valores. Y al final una sorpresa inesperada. Cuando Barba Azul y Chanquete terminaron de contar sus aventuras y desventuras una visita inesperada sorprendió a los más pequeños de la Plaza del Polo. Del retablo salió el amigo más querido por los niños Bob Esponja, que con una gran pelota de  plástico organizó un simpático revuelo entre pequeños y mayores.

La Plaza de la Caña, que se estrenaba como espacio público dentro del ciclo, fue hervidero de niños y padres que disfrutaron en familia con las aventuras y desventuras de estos simpáticos personajes que cobraron vida en las manos maestras de Dori y Rosa, las actrices manipuladoras.

«Una vez más conseguimos unir en las plazas de San Pablo y Santa Justa el entrenamiento y la cultura al aire libre, de forma gratuita y sin desplazamientos, lo que permite disfrutar a toda la familia a la vez que los más pequeños aprenden valores de una manera amena y participativa», comentaba Jaime Ruiz, delegado del Distrito San Pablo – Santa Justa.

Después de cinco espectáculos en el Polígono de San Pablo el Ciclo se traslada a la zona de Santa Justa, concretamente al Parque Bordas de la Rosaleda, al Parque Joaquín Morón Ríos y a Tartessos.