Es un todo clásico. Un año más, la Archicofradía de María Auxiliadora de la Trinidad, organiza un evento gastronómico en el que no faltarán las típicas tapas sevillanas, los dulces, pestiños y chocolate y, sobre todo, una caldereta a base de carrillada ibérica.

La entrada es libre, y los precios contemplados, «muy populares». Con ello se busca recaudar fondos para sufragar los gastos de restauración del paso de virgen, que se encuentra en una avanzada fase, pero al que aún le faltan ciertos detalles.

Los trabajos, llevados a cabo por el taller de David de Paz Encinas, ya han alcanzado la peana, los candelabros de guardabrisa y la parte delantera y trasera de la canastilla, lo que pudo comprobarse en la procesión del pasado mes de mayo.

Cartel del evento 2014

Cartel del evento 2014

El acto, que estará presidido por Francisco Ruiz Millán, director de la Casa Salesiana de la Trinidad, contará con la presencia del delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, así como de la subdirectora de la entidad, Fátima Ruiz.

El protocolo quedará fuera del recinto, pues lo que la archicofradía pretende con esta celebración es fomentar la convivencia entre los vecinos y miembros de la feligresía.

La animación será otra de las señas de identidad del evento, que contará con actuaciones de grupos de sevillanas y «flamenquito», y con un área especialmente pensada para los más pequeños, con castillo hinchable y una sesión de ilusionismo a cargo del mago Charly.

La Archicofradía de María Auxiliadora espera a «sus invitados» a partir de las 13 horas de mañana, domingo 18, en el compás que se encuentra frente a la entrada de la Basílica, momento en que dará comienzo la cuarta edición de esta esperada jornada.