La asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del Instituto de Educación Secundaria San Pablo ha denunciado el estado «deplorable» en el que se encuentran las pistas deportivas del centro educativo, en concreto la de voleibol y baloncesto, ya que «la superficie mezcla chinos y cemento y están muy agrietadas», declara Sara Ordás, presidenta de la entidad.

El centro educativo acoge tres veces en semana los entrenamientos del club «CDB Sevilla San Pablo» , que cuenta con cuatro equipos de baloncesto (cadete, juvenil y dos equipos senior) y un equipo juvenil femenino de voleibol, por lo que «alrededor de un centenar de niños están practicando deporte en unas pistas que no están homologadas, con el riesgo que este firme rugoso y áspero puede ocasionar en cualquier caída, agravando la más mínima lesión con quemaduras por rozamiento que pueden llegar a ser muy graves», señala la presidenta.

Además, la representante de los padres declara que «nadie se encarga del mantenimiento de las instalaciones» por lo que han tenido que ser los propios alumnos del instituto los que, durante un fin de semana, «se han encargado de pintar las líneas de ambas pistas deportivas para poder seguir jugando en ellas, pintura que ha salido del presupuesto del centro educativo».

El AMPA asegura que ha reclamado «muchas veces» a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, a través de la delegación provincial, «que el ente público andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) actúe y renueve las dos pistas deportivas antiguas que quedan en el instituto, construyendo otras con el pavimento homologado al igual que la pista de fútbol, que sí es de reciente construcción, pero han hecho caso omiso de nuestra demanda».

Pero éste no es el único problema que arrastra el instituto San Pablo, según Sara Ordás, quien añade que «la caldera apenas funciona, pues en más de 30 años que tiene el edificio nunca se ha revisado, y la instalación eléctrica salta muy de vez en cuando». Además, «también hemos solicitado al Ayuntamiento de Sevilla la instalación de una fuente de agua potable en el patio, así como un aparcamiento de bicicletas de Sevici, ya que muchos de los alumnos vienen al centro pedaleando».

El IES San Pablo cuenta con unos 500 alumnos, e incluye un ciclo formativo superior de actividades físicas y deportivas y un Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) de jardinería.