El delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, ha declarado que el arreglo del muro del colegio de educación Infantil y Primaria San Ignacio de Loyola «sigue siendo una prioridad para mí» y ha reiterado que «la primera actuación de mejora a acometer en los centros educativos del distrito por parte de Edificios Municipales será este colegio».

En este sentido, Ruiz ha informado de que el expediente de reparación del muro del centro escolar se encuentra en la fase de «licitación de obra», por lo que ha declarado que «la previsión es que esta actuación entre dentro del programa de mejoras que Edificios Municipales llevará a cabo en los colegios durante los meses de verano», coincidiendo con el periodo de vacaciones estivales, por lo que «las obras pueden realizarse sin exponer a ningún tipo de peligro a los escolares».

De esta manera, el delegado de San Pablo-Santa Justa respondía a una pregunta realizada por el Grupo Socialista, en la que pedía saber el motivo por el cuál, a punto de finalizar el curso escolar, no se había realizado aún la reparación del muro, una obra que la portavoz del PSOE en el distrito, Inmaculada Acevedo, ha calificado como «urgente».

Como ya informó Sevilla Ciudad, el muro exterior del colegio se vio afectado por la obra del centro de servicios sociales colindante que construye la empresa municipal Emvisesa y fue el propio arquitecto del Ayuntamiento quien, al quitar el cierre que delimitaba la obra del edificio anexo, «se dio cuenta de la débil cimentación que tenía el muro, informándonos del riesgo que había para los escolares», declaró María del Carmen León, jefa de estudios, quien añadió que «inmediatamente, la dirección acordonó esta zona, prohibiendo el paso con unas vallas y procediendo a denunciar con varios escritos el asunto al Gobierno local».

No obstante, no es la única zona dañada, ya que el otro extremo del muro, el más cercano a la iglesia, también está dañado, por lo que el colegio pide «un arreglo integral».

El centro educativo está situado en el barrio D del Polígono San Pablo y acoge a unos 270 niños de Infantil y Primaria, es decir, desde los 3 hasta los 12 años de edad.