La junta municipal del Distrito San Pablo-Santa Justa ha desestimado la propuesta presentada por la asociación de vecinos Raíces que afecta al Polígono de San Pablo, en el que se solicitaba la eliminación del término «Polígono» del nombre del barrio, pidiendo que se llamara  «San Pablo» a secas.

La propuesta ha contado tan sólo con el voto a favor del representante de Raíces en el pleno, quien ha sugerido la idea de «crear una comisión en la que estuvieran representadas todas las entidades y asociaciones del Polígono de San Pablo, con el objetivo de debatir sobre el cambio del nombre al barrio y aunar una postura de consenso que se presentaría en la próxima junta municipal del Distrito».

El representante de la asociación Raíces, José Bozada, ha explicado a los miembros del pleno que la iniciativa surge «a raíz del contacto diario con los vecinos del barrio A y del barrio B, que coinciden en señalar que el  nombre actual, Polígono de San Pablo, se correspondería más con un entorno industrial, pero no es el adecuado para una barriada».

Las reacciones

El delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa y presidente de la junta municipal, Jaime Ruiz, ha declarado -antes de someter la propuesta a votación- que se trata «de un tema importante y trascendente por la idiosincrasia del barrio» y ha señalado que «tiene que ser el sentimiento de los barrios del Polígono el que asuma ese compromiso de cambiar el nombre».

El Partido Socialista ha pedido la palabra y se ha posicionado radicalmente «en contra» de la petición de Raíces, ya que ha considerado que no había argumentos suficientes para modificar el nomenclator, manifestando que «en Sevilla hay otros Polígonos que tampoco son industriales, como el Polígono Norte o el Polígono Sur, y no por eso se van a cambiar el rótulo a estas barriadas».

El PSOE ha explicado que el término que se quiere eliminar se refiere a «Polígonos residenciales» y ha señalado que «afrontar una decisión como esa requiere, más que una comisión, realizar un referendum».

Por su parte, el Partido Popular también se ha mostrado «en desacuerdo» con las palabras de Bozada y ha argumentado que «los nombres de barrios del distrito como el del Polígono de San Pablo o el de Huerta de Santa Teresa hacen referencia a su origen histórico, por lo que cambiarlos sería borrar la huella de su pasado». Además, en el caso concreto de la propuesta ha señalado que «todo el mundo habla del Polígono cuando quiere referirse a San Pablo, por lo que este término es muy importante. Se trata de un sentimiento, y el cambio en el callejero puede herir muchas sensibilidades».

Por último, el representante en el pleno de la asociación de jubilados Tussam, Manuel Romero, ha indicado que «ya existe una zona que se llama San Pablo en el centro de Sevilla, por lo que si le quitamos Polígono al barrio de nuestro distrito no habrá manera de diferenciarlo del que se ubica en el casco antiguo».