Hoy es un día de fiesta en el colegio Bienaventurada Virgen María (Irlandesas) Nuestra Señora de Loreto, del Distrito San Pablo-Santa Justa, ya que todas las etapas educativas, desde primero de Infantil a cuarto de Secundaria, participan en la celebración de los «Sports». Se trata de una especie de olimpiadas educativas que cuentan con un componente social, ya que estos juegos se basan en uno de los proyectos de carácter solidario y benéfico que a nivel internacional desarrolla la familia de Las Irlandesas.

En esta edición, la dirección del centro ha querido colaborar con el Proyecto Developing Sukumbasi en Dharan (Nepal) de la Fundación Mary Ward del Instituto Bienaventurada Virgen María (IBVM), que presta apoyo a las poblaciones más marginadas de la ciudad nepalí, especialmente a los Sukumbasi. Así, se dan clases de apoyo escolar a los niños y niñas de la zona que no tienen acceso a la educación porque se dedican a picar piedras, y clases de alfabetización a las mujeres de la zona. También promueve un pequeño huerto que abastece al centro para dar el desayuno a las niñas y niños, seguramente la única comida que realizan en todo el día.

Para este campeonato solidario, los alumnos compiten en actividades como el fútbol 3×3, el baloncesto 3×3, las carreras de sacos o el sogatira divididos en grupos, según pertenezcan a la Casa de Loyola, identificados con el color rojo; la Casa de Javier, de amarillo; o a la Casa de Ávila, de azul (en referencia a las obras de San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier y Santa Teresa de Ávila).

La jornada comienza con la celebración de una eucaristía en la que participan todos los estudiantes del centro, y el torneo arranca con el desfile de la bandera del colegio y la de los Sports de este año. A continuación, llegará la antorcha del centro escolar y la marcha de las distintas Casas, que entonarán sus correspondientes himnos previos a la competición, en el que se intercalarán actividades deportivas y lúdicas, siempre ensalzando valores como la amistad, la deportividad y la solidaridad. Ya por la tarde, se abre la participación a los padres y familiares de los alumnos.

Los padres y la AMPA del colegio colaborarán con la causa de Las Irlandesas con su tienda «Corazones Abiertos» en la que venden tanto objetos del Nepal como regalos de pequeño valor (gorras, bolígrafos, etc.) para recaudar fondos. Además, se organiza una tómbola también para ayudar en este fin.