Imagine que va con su pareja al centro comercial, con la intención de ver rebajas, ir al cine o tomar algo. De repente, un alto en el camino. Mientras pide en la cafetería, su novio/a se marcha con la intención de ir al baño. Acto seguido se ve inmerso/a entre un grupo de bailarines ejecutando con una divertida coreografía. Entonces aparece su pareja y le plantea, en medio de todos los asistentes, si quiere casarse con él. O ella.

Momento del flasmob en CC Los Arcos

Momento del flasmob en CC Los Arcos / F. Piñero

No es el argumento de la última comedia romántica hollywoodiense, sino lo que han podido vivir los sevillanos que se encontraban esta misma tarde en el Centro Comercial de Los Arcos, cuando Antonio, se acercaba a su novia Gioanna con tan decisiva proposición, en el cierre de un animado flashmob.

La banda sonora estuvo perfectamente escogida. La primera de las tres canciones fue «Happy», de Pharrell Williams, la del «despiste», pues no es la primera vez que el tema es objeto de un vídeo o similar.

La chica, que disfrutaba de un refrigerio en la zona de estar más cercana a la avenida de Andalucía, se sorprendía a sí misma como espectadora de una actuación improvisada. Porque aún el motivo no era evidente.

A su término, el espectáculo cambiaba de lugar. Fue entonces cuando cogieron de la mano a la joven y la llevaron por el pasillo que se abre a la izquierda, al tiempo que se iba desplegando una «alfombra» de tul y algunas chicas esparcían pétalos de rosa.

Sonaba «Amarte bien», de Carlos Baute, una canción de por sí romántica pero que aquí cobraba más intensidad al ser los dos implicados naturales de Venezuela.

La expectación era evidente durante el flashmob

Expectación durante el flashmob / F.Piñero

De hecho su estancia en Sevilla es fugaz, y por motivo de otra boda, la de la prima de Antonio, el novio, que llevaba tiempo imaginando la mejor manera de declarar sus sentimientos «al amor de su vida», y que finalmente decidió que fuese durante un relajado viaje.

La performance finalizaba con «Marry me», de Bruno Mars. Toda una declaración de intenciones que se hizo aún más evidente con el discurso del novio, ramo de flores en mano, y con la pancarta que pendía de una primera planta llena de curioso público.

Más de quince minutos de un flashmob ejecutado por unos 35 bailarines amateur, pero con muchísimas ganas de pasarlo bien «tras tres días de ensayo y el nerviosismo de actuar frente a tanta gente».

El gancho

Y, como en toda buena sorpresa, aquí también hubo «compinches». Desde la agencia de eventos que ha puesto en marcha la actuación, Evento Vip, hasta la propia gerencia de Los Arcos, «encantados de que en sus instalaciones se desarrollen eventos que inciten al buen rollo».

«El jueves pasado tuvimos la actuación de David Parejo, de La Voz Kids. Hoy esto. La gente nos va a calificar como el centro comercial de las sorpresas, porque creo que no se ha hecho ningún otro flashmob en un lugar como el nuestro», explicaba el gerente, Martín Burgo.

Gioanna no oculta su sorpresa al ver el anillo con el que Antonio le pide matrimonio en mitad de un CC Los Arcos lleno de público / F. Piñero

Gioanna no oculta su sorpresa al ver el anillo con el que Antonio le pide matrimonio / Fran Piñero

Quien sabe si la boda tendrá lugar también en Sevilla. Porque sí, la novia aceptó la propuesta entre lágrimas, aplausos, ritmo y toda la energía positiva que podía caber en el amplio centro comercial. ¿Se le ocurría un final mejor para esta historia?