El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha visitado el centro de Educación Especial San Pelayo. El 31 de mayo este colegio fue reconocido con la medalla de la ciudad y, el alcalde ha querido visitarlo y dar la enhorabuena in situ a el personal y los alumnos.

Los alumnos del centro de Educación Especial San Pelayo hoy tenían una salida de las aulas muy especial, antes de irse a casa iban a recibir la visita del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. A las 13.30 las caras de ilusión se podían leer en sus rostros. Por los 50 años que cumple el centro, por haber sido reconocido con la medalla de la ciudad y por ser un «ejemplo» para la sociedad, según las propias palabras del alcalde, Zoido ha acudido a este centro para conocer sus instalaciones, a sus profesionales, sus alumnos y darles a cada uno de estos últimos unas medallas similares a la entregada el día 31 de mayo.

Con esta visita Juan ignacio Zoido, ha puesto en valor este reconocimiento y se ha entregado a cada uno de los niños del centro una medalla similar a la entregada el día 31 de mayo en el nuevo auditorio del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla. Un más que merecido homenaje ya que el alcalde ha subrayado en varias ocasiones el «ejemplo» que supone para la sociedad la labor realizada desde el colegio de Educación Especial San Pelayo.

En este marco, el primer edil hispalense ha insistido en la importancia de la labor de un centro que cumple 50 años y que desarrolla una «obra social tan importante para estos niños, con una grave afectación cerebral y una movilidad muy reducida». «Se trata de hacer lo posible para que puedan ir superando estas dificultades y adaptándolos en la medida de lo posible», explica. Así, Zoido ha puesto en valor casos como el de un antiguo alumno del centro que ahora es profesor y desempeña además otra actividad laboral externa, «unos casos que hacen ver que merece la pena que sean acreedores de la distinción con la medalla de la ciudad». «No sólo porque realizan una gran labor, sino porque pueden ser y servir de ejemplo al resto de la sociedad», sentencia.