Cerca de 1.000 personas se dieron cita en el concierto benéfico celebrado en el colegio San Ignacio de Loyola y organizado por el Distrito San Pablo –Santa Justa en solidaridad con la familia del niño Gonzalo de cinco años, con una hipoxia cerebral.

El importante elenco de artista que altruistamente y capitaneado por Falete ha sido determinante para la gran concurrencia de público. Para el delegado del distrito, Jaime Ruiz, «ha sido un concierto vibrante y muy emotivo ya que además de recaudar fondos para una buena causa, hemos vivido la vuelta de Falete a su barrio como artista internacionalmente reconocido».

También recordó Ruiz el apoyo ofrecido por el resto de artistas solidarios del cartel, Erika Leiva, Patricia Vela, Antonio Cortes y Frank Sánchez. Causo una gran sensación entre los asistentes, el Coro San Pablo que no quiso perderse esta apuesta por dar oxígeno y fuerzas a la familia de Gonzalo.

El concierto que duró más de dos horas agrado a todas las personas que se congregaron en el referido colegio siendo un hecho único en la historia del polígono San Pablo y más concretamente agradó a Javier Castillo, padre de Gonzalo, así como al resto de su familia que asistieron al mismo.

Satisfecho también está el movilizador vecinal de este concierto Paco Revilla referente del trabajo altruista y sacrificado de los vecinos  Polígono San Pablo. Sin bien contaron con el apoyo anónimo de más de 40 personas del barrio que apoyaron con su trabajo altruista y desinteresado esta loable causa.

Por último, destacar  en este sentido las palabras de Ruiz «me siento orgulloso de trabajar para todas las personas de este barrio del Poligono San Pablo que impregnan de amor, generosidad y apoyo solidario la vida diaria de los más necesitados del distrito».