El barrio de La Corza celebra hoy sábado 13 de abril el tradicional «Día del pescaíto», un acto que se adelanta en la asociación de vecinos León Felipe, ya que lo habitual es disfrutar del mismo el lunes. No obstante, con el objetivo de «acercar el Real al barrio, ya que hay muchos vecinos que no pueden desplazarse hasta Los Remedios» y a sabiendas de que «el lunes es un día complicado para muchos vecinos, hemos decidido disfrutar un día de convivencia al amparo del rebujito, la música y el ambiente ferial este sábado», señala el presidente, José Pizarro.

Para este evento, el ambigú de la sede social de la entidad se ha especializado en  «las viandas típicas que puedes encontrar en cualquier caseta de feria, pero aquí a precios populares, en el que el frito variado de pescado es el plato estrella y donde se ha pensado también en menús infantiles con un regalito para los más pequeños, con la finalidad de que los padres vengan acompañados de sus hijos», comenta el representante vecinal.

La fiesta comienza en la calle Diego Ortiz de Melgarejo -adornada con motivos feriales y cortada al tráfico para la ocasión- a partir de las 14:00 horas, en una jornada que está «abierta a todos los vecinos del barrio de La Corza, a los socios y a los que no lo son, aunque los primeros disfrutarán de ventajas en los precios que no se aplicarán a los demás», comenta el presidente. Con esta celebración, la asociación espera «pasar un día muy agradable y disfrutar de este evento por tercer año consecutivo, ya que la idea surgió de nuestro vicepresidente, Rafael Romero».

A lo largo de los años, la asociación León Felipe ha organizado su «día del pescaíto» al aire libre siempre que la climatología lo ha permitido. Así, por ejemplo, en el año 2011, ante la aparición de la lluvia, la entidad contó con la colaboración de la parroquia de Nuestra Señora del Reposo, por lo que se trasladó esta celebración a los salones parroquiales.

El «Día del pescaíto» de La Corza cuenta con la colaboración de la asociación cultural El Perdón y del Distrito San Pablo-Santa Justa, que ha aportado elementos necesarios como sillas, mesas y farolillos, además de los correspondientes permisos para el normal discurrir de esta fiesta, que se prolongará hasta las diez de la noche aproximadamente.