La asociación de vecinos León Felipe del barrio de La Corza ha pedido a la Empresa Pública de Suelo de Andalucía, EPSA, la cesión de un solar actualmente baldío para la construcción de pistas de uso deportivo, con el objetivo de «aumentar así las dotaciones para los vecinos de la barriada, que carecen de este tipo de instalaciones», ha declarado el presidente de la entidad, José Pizarro.

Se trata de un solar situado entre la Plaza El Begi esquina con la calle Alonso Fernández Coronel, propiedad de EPSA -organismo dependiente de la Junta de Andalucía-, y que «forma parte de la quinta fase de la rehabilitación de la barriada», explica Pizarro.

Según el representante vecinal, este terreno, pese a que está vallado, «se usa actualmente como un vertedero. La gente suele arrojar basura, los perros y gatos se meten dentro para realizar sus necesidades y las malas hierbas han alcanzado más de un metro de altura con las últimas lluvias». Por ello, los vecinos temen que «el terreno se convierta en un foco de atracción para garrapatas e insectos en cuanto lleguen los días buenos de primavera y el sol empiece a apretar, además de las molestias típicas ocasionadas por los malos olores de la basura acumulada».

El proyecto de la entidad vecinal va en relación a que «se asfalte el solar y se construyan unas pistas de uso múltiple para actividades deportivas», una propuesta que EPSA «ha acogido de buen grado, pues está de acuerdo con cedernos el terreno para este uso temporalmente, pero exige que el acondicionamiento y la habilitación de las pistas corra de nuestra parte, un presupuesto que no está al alcance de la asociación León Felipe», subraya el presidente.

Por otra parte, José Pizarro ha manifestado que la firma del contrato de cesión del local que acogerá la nueva sede social de la entidad vecinal, también propiedad de EPSA, «continúa demorándose». A este respecto ha señalado que «la última conversación con los portavoces de la empresa pública nos pedían una demora de diez días para realizar la rúbrica. Ese periodo ya ha pasado, por lo que volvemos a estar a la espera».

El contrato cederá en régimen de alquiler a los vecinos de La Corza un local de 140 metros cuadrados situado al lado de la Parroquia Nuestra Señora del Reposo. Se trata de un inmueble «en bruto», que necesitará de un proyecto de reforma posterior para adaptar el local a los usos de la asociación de vecinos, pero que responde a un «compromiso adquirido en su día entre EPSA y los vecinos», ha concluido Pizarro.