Los próximos 9, 10, 11 y 12 de mayo de 2013 la Avenida de la Soleá del Polígono de San Pablo se vestirá de gala para acoger el 25 aniversario de la tradicional Cruz de Mayo. Este evento que tiene una gran popularidad entre los vecinos comenzó con la iniciativa de un grupo de jóvenes que en su juventud se acercaban a por «palés» de madera a la Cruz del Campo para poder montar así su paso. Con el tiempo fueron implicando a los mayores que se fueron ilusionando tanto o más que los niños.

El presidente de la Asociación Cultural Cruz de Mayo Soleá, Manuel Álvarez Bayón, recuerda como si fuera ayer los comienzos hace ahora ya 25 años. «La Cruz siempre ha estado muy vinculada a los niños del barrio. De hecho fueron ellos los que empezaron con este evento que hoy se ha convertido en tradición. Ahora los niños van con varas o cirios pero aún recuerdo cuando se estilaba que las niñas se vistieran de flamenca los días de la Cruz de Mayo», comenta con una sonrisa en la cara.

El paso desfilará por las calles de su barrio el 11 de mayo y saldrá del local que le construyó hace 7 años el distrito San Pablo-Santa Justa a las 19:30. La hora prevista para la recogida se ha fijado desde la asociación a la 1:00. Tras recorrer el interior del barrio A del Polígono de San Pablo irá hasta la calle Greco para volver por la Avenida de la Soleá.

El distrito San Pablo-Santa Justa ha colaborado de nuevo con esta tradición y ya está actuando para mejorar algunos desperfectos de la zona dónde estará la Cruz de Mayo. Según el delegado del Distrito, Jaime Ruiz, «estas actuaciones se van a realizar en su mayoría antes del 11 de mayo. En este 25 aniversario de la Cruz debemos hacer un esfuerzo extra para que la plaza esté bonita. Se van a podar los naranjos y una palmera además de arreglar parte de la solería del acerado que está rota, entre otras actuaciones».

El paso llevará como capataces a Manuel Álvarez Espínola y a Joaquín García Marín. La banda que acompañará a la Cruz de Mayo durante su procesión es la Banda de Música de Carmona. Entre 20 y 25 costaleros lo llevarán por las calles del Polígono San Pablo.

Para Manuel Álvarez Bayón, «esta zona ha sido siempre semillero de costaleros. De aquí han salido muchos. Espero que este año no llueva y que la gente se vuelque como de costumbre». De momento, los pronósticos no son del todo favorables aunque aún hay que esperar unos días para tener mayor certeza.