La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que actualmente tenía su sede en Parque Amate, se trasladará a uno de los módulos del IES Las Aguas, San Pablo. Así lo ha anunciado esta mañana en rueda de prensa el delegado del Distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruíz, junto al director de la Uned, Fernando López Luna.

El barrio C de San Pablo acogerá a partir de este curso 2013-2014 y durante los próximos 30 años, la Universidad Nacional de Educación a Distancia. El «extinto» IES Las Aguas dará cobijo a un total de 36 titulaciones universitarias gracias a un acuerdo de colaboración entre el Distrito San Pablo-Santa Justa y la Uned, «es una muy buena noticia la instalación de este centro en nuestro Distrito así como la estabilidad de 30 años, ya que va a dar muy buenos resultados para todas las partes, tanto para vecinos como para estudiantes» comenta Jaime Ruíz.

Se trata de una cesión gratuita de uno de los módulos del instituto Las Aguas, que para la Uned supone «duplicar el espacio, unas instalaciones más dignas y adecuadas, ganamos más de 800 metros cuadrados con respecto a nuestra actual sede de Amate, así que todo se dobla y las posibilidades se amplían enormemente» explicaba Fernando López Luna.

Muchas han sido las vicisitudes que la sede sevillana de la Uned ha tenido que pasar desde su marcha de la antigua Facultad de Ciencias Laborales, actual Pablo de Olavide y, aunque en 2005 pudieron establecerse en Parque Amate, el aumento de matriculaciones limitaba el crecimiento del centro así como la buena marcha del mismo, «de ser un centro de unos 3.000 estudiantes desde que nos instalamos en Amate hemos pasado a unos 7.000 en el curso pasado, no teníamos espacio y esto nos limitaba en la docencia».

Por otra parte, la «lucha» que han vivido los padres y alumnos del IES Las Aguas por la extinción del mismo por parte de la Junta de Andalucía no solo se convertía en un problema para los estudiantes del instituto sino también, para un centro que quedaba vacío y en desuso.

Estos han sido los principales factores que han provocado el traslado del centro universitario al barrio C del Polígono San Pablo, un acuerdo con el que ambas partes están muy «satisfechas». Y es que no solo supone una buena noticia para «el sector terciario de la zona, bares y comercios» que sin duda verán ampliado con creces su público, sino que tanto Uned como Distrito tienen planteadas varias medidas de conciliación entre alumnos y vecinos, que beneficiarán al barrio.

Instalaciones deportivas 

Las instalaciones deportivas propias del Instituto Las Aguas «que pueden escaparse al uso de la Uned, serán utilizadas por clubes y asociaciones deportivas del barrio», un aspecto en el que el Distrito, la Uned y dichas asociaciones ya están negociando para conciliar fechas y horarios para sacar el máximo partido a estas zonas.

Biblioteca para todos 

El Distrito y la Uned han acordado la posibilidad de que los vecinos puedan utilizar algunas de las salas del centro universitario, equipadas de ordenadores y material tecnológico, de modo que tanto alumnos como ciudadanos de este barrio puedan beneficiarse de estos medios. En este punto se incluye la biblioteca, que también estará abierta al público, ofreciendo así una amplia oferta académica que se compagina con la que ya se utiliza en la biblioteca del centro cívico.

Actividades conjuntas

Dentro de esta colaboración entre el Distrito y la Uned, también se desarrollarán actividades sociales y educativas conjuntas. Una iniciativa que el centro universitario quiere poner a disposición de los vecinos.

Aula de la experiencia

«Dentro de esta gran noticia existe un proyecto que nos ha apasionado, un proyecto destinado a la tercera edad a modo del Aula de la experiencia de la Universidad de Sevilla. La población de San Pablo va madurando y ese proyecto senior es muy importante que sea una realidad» anunciaba el delegado, Jaime Ruíz.

Todas estas ventajas podrán disfrutarse a partir de el año que viene, cuando la Uned haya terminado las obras de adecuación del módulo del Ies Las Aguas que le han cedido.