Los alumnos del colegio salesiano Santísima Trinidad han sustituido las clases lectivas por actividades lúdicas y deportivas en honor a su fundador, Don Bosco, entre las que no han faltado las barbacoas. Se trata de una tradición que la comunidad educativa salesiana viene realizando cada 31 de enero de la última década, como colofón a los cultos religiosos y festivos programados para celebrar el santoral de su patrón.

Así, el patio del colegio se ha convertido en el centro de operaciones en el que se han organizado juegos, un concurso de preguntas sobre la historia de Don Bosco, se ha disputado la final de un torneo de futbito, baloncesto y voleibol y ha habido un certamen de dibujo.

Los escolares han disfrutado al mediodía de una comida de hermandad. Así, los estudiantes del primer al cuarto curso de Primaria han estado acompañados por sus padres, encargados de organizar las mesas y preparar los platos para compartir entre todos. El resto, es decir los alumnos de quinto de Primaria a Bachillerato y Ciclos Formativos, ha realizado una barbacoa por curso, en la que han participado un profesor y un padre delegado.

La jornada pone el broche de oro a la programación escolar del último mes, en el que el profesorado del centro educativo ha incidido en el conocimiento sobre la vida y obra social de Don Bosco, fomentado los valores que predicó el fundador de la orden salesiana. Además, en enero se ha puesto en marcha el programa «cinco minutos de buenos días», heredado de «las buenas noches de Don Bosco», por el que «se les ha dado consejos humanos a los estudiantes para enfrentar su día a día en la sociedad», señala el profesor de Primaria, Manolo Palacios.

La celebración del Día de Don Bosco incluye también una serie de cultos religiosos. Así, durante los días 29, 30 y 31 de enero se ha celebrado un triduo que ha concluido con una ofrenda floral en el monumento al fundador, una escultura que en 2013 cumple 19 años. En la ofrenda han participado la asociación María Auxiliadora, los antiguos alumnos de Don Bosco y salesianos cooperadores, además de profesores y familias a título particular.