La asociación de vecinos Raíces va a presentar mañana en el pleno de la junta municipal del Distrito San Pablo-Santa Justa una propuesta de cambio de denominación que afecta al Polígono San Pablo, en el que se pide la eliminación de la palabra «Polígono» del barrio y que se rotule como «San Pablo a secas».

Se trata de una iniciativa que surge «a raíz del contacto diario con los vecinos del barrio A y del barrio B, que coinciden en señalar que el  nombre actual, Polígono San Pablo, se correspondería más con un entorno industrial, pero no es el adecuado para una barriada», señala José Bozada, vocal de la asociación en la junta municipal del distrito.

De hecho, asegura que «muchos de los residentes en el barrio lo llaman ya sólo San Pablo, por lo que nos han pedido que llevemos esta propuesta al pleno para que se debata y siga los cauces necesarios para que en el nomenclator sevillano se elimine el término Polígono al referirse a este barrio que, aunque es una zona obrera y trabajadora, no destaca por sus industrias o naves industriales precisamente».

Además de esta propuesta, la asociación Raíces llevará a este órgano también la petición de que la plaza en la que se sitúa el parque infantil tras la sede de la entidad vecinal -en la Plaza la Caña-, actualmente sin nombre, se rotule con el nombre de Francisco Aguilar Palomo, más conocido en el barrio como «Curro». Se trata de uno de los fundadores de la entidad vecinal y anterior presidente, «una persona muy querida en el barrio por su implicación en la lucha social y por su trabajo en beneficio del Polígono San Pablo», destaca Bozada.

De esta forma «se reconocería una vida dedicada por completo a sus vecinos», declara Bozada, quien señala que «lo que hoy es un parque infantil hace años era un punto conflictivo del barrio, que se consiguió erradicar gracias a la constancia de personas como Curro, por lo que sería un bonito homenaje que el parque llevase su nombre». Por último, para mejorar las infraestructuras de esta zona, Raíces pide la colocación de una fuente de agua potable en el parque ya que «no hay ninguna infraestructura de este tipo en todo el barrio».