El centro deportivo municipal La Rosaleda que está construyéndose en la calle Maestro Solano, muy próximo a la Carretera de Carmona, pasará a llamarse «Viding», nombre que responde a la marca comercial creada por la empresa «Concesión Sevilla», adjudicataria de la gestión del nuevo polideportivo del distrito San Pablo-Santa Justa.

El centro deportivo ha recibido más de 6.000 preinscripciones on-line para ser usuario de las instalaciones, la gran mayoría «de los vecinos del barrio», quienes tendrán desde el próximo 4 de marzo hasta el 6 de abril para realizar su inscripción definitiva y formalizar el alta para la reserva de su plaza, con el abono de la modalidad que elijan en función de sus intereses.

El próximo lunes se abrirá la oficina de ventas, que estará situada en la calle Dinastía Músicos Palatín, local 7, en la que se atenderá a los usuarios preinscritos divididos por semanas. Así, del 4 al 9 de marzo se recibirá a los mil primeros, del 11 al 16 al segundo millar, y así sucesivamente hasta la fecha límite.

La empresa ha informado de que «todos los usuarios tienen su plaza reservada hasta la misma semana que le toca formalizar su alta. No obstante, si ésta no se produce en su fecha, los clientes perderían esta garantía». Además, ha señalado que «los mil primeros tendrán la matrícula gratuita, precios promocionales y recibirán un regalo».

El nuevo centro deportivo Viding La Rosaleda abrirá de lunes a viernes en horario de 07:30 a 23:00 horas; de 10:00 a 20:00 horas los sábados y de 10:00 a 15:00 horas los domingos. Respecto al precio por el uso de las instalaciones, se han definido distintas modalidades. Así el abono completo, que permite el uso de todas las instalaciones «a full time» se ha fijado en 44,10 euros y el familiar -apto para la pareja- cuesta 61,07 euros, a los que habría que sumar 11,31 euros por hijo.

Además, se ha ofertado abonos especiales de mañana por 32,79 euros, juveniles (de 18 a 21 años) por 29,40 euros y de mayores (más de 65 años) por 29,40 euros.

Dotaciones del polideportivo

Las instalaciones del centro deportivo contarán con más de 160 plazas de parking subterráneo; un restaurante; una ludoteca; amplios vestuarios; dos piscinas con una profundidad máxima 1,40 metros; un spa con circuito termal, sauna y yacuzzi; y una sala fitness con más de mil metros cuadrados y equipamiento de primer nivel.

En la planta baja se ubicarán dos pistas de pádel cubiertas y en la segunda planta se dispondrá una sala de spinning con cien bicicletas, cuatro salas para actividades que suman más de 800 metros cuadrados, un gabinete de fisioterapia y rehabilitación y tres pistas de pádel descubiertas.

El centro tiene previsto su apertura para el próximo 1 de septiembre pero «dado el buen ritmo que llevan las obras es muy probable que la inauguración se adelante al mes de julio», han precisado fuentes de la empresa.