La Asociación de Vecinos Los Granados situada en la calle Ben Salh s/n celebró el pasado viernes 17 de octubre la reinauguración de la sede tras la reforma realizada durante el pasado verano. Al acto acudió el delegado del distrito San Pablo-Santa Justa, Jaime Ruiz, invitado por la nueva junta directiva que preside Diego Mellado Rodríguez desde febrero de 2012.

Para Jaime Ruiz, «esta asociación no puede caer en el olvido ni perder su protagonismo y relevancia en una zona de Sevilla en la que son el mayor referente asociativo. Independientemente del color político que tenga cada uno mi deber es ayudar a todos porque para eso me pagan los sevillanos. Pero en este caso mi obligación pesa mucho menos porque creo en la A.VV. Los Granados y en su directiva».

Durante su intervención, el delegado ofreció la posibilidad a la asociación de tener un taller en su sede siempre que «ellos quieran y lo consideren conveniente», manifestó Ruiz.

La actual directiva, con Mellado al frente, está compuesta también por Mariló Orgambídez, como Vicepresidenta, Curro Carmona, de Secretario y  Mariluz Morales que hace funciones de Tesorera.

La A.VV. Los Granados ha pasado por momentos muy delicados desde que se fundara en el año 1982 con José Luis Orgambídez Urbano como primer presidente. Tras unos primeros años de mucha actividad vinieron los problemas y las carencias económicas a las que no había quien quisiera hacerles frente.

Por eso hay una familia que ha ejercido como verdaderos mecenas de Los Granados y esos son los Galindo Paniagua. En el año 2001 adquirieron en propiedad los 140 metros cuadrados que tiene la sede divididos en dos locales que hacen de ambigú y de salón para actividades. Esta última parte es la que precisamente se ha remodelado con una obra que ha supuesto un buen pellizco.

Pero de nuevo los Galindo Paniagua han vuelto a mostrar su compromiso y han costeado las mejoras. Según Diego Mellado, «se trata de una familia comprometida, conocen bien el movimiento asociativo, lo comparten y lo demuestran ejerciendo de mecenas».

Sobre los nuevos objetivos y planteamientos de Los Granados en esta etapa Mellado lo tiene claro. «Queremos volver a ser una asociación de vecinos. Que nos ayudemos los unos a los otros, que se convierta en un lugar para aprender y compartir conocimientos. Se trata de un relevo generacional propio de una asociación que tiene 32 años de historia», señaló el actual presidente.

En la actualidad Los Granados realiza actividades como las rutas guiadas de senderismo o las excursiones a Sierra Nevada, con las que se implica a muchos socios y además se consigue captar a otros nuevos. Porque una de las necesidades de este clásico del movimiento asociativo es la falta de socios que ayuden a costear los enormes gastos fijos que tiene la asociación vecinal.

Antes de la reinauguración, Los Granados han tenido talleres de Bolillos, de Patrimonio Cultural y de Pintura en Tela. Ya ha habido contactos con el distrito San Pablo-Santa Justa para que de nuevo haya talleres socioculturales y si no este año será el que viene.

Sobre la atención recibida por parte del Distrito y de su concejal delegado Jaime Ruiz, el presidente Mellado fue muy claro. «El hecho de que Jaime Ruiz asistiera al acto de reinauguración está dando a entender que está con nosotros. En otra época nos hemos quedado fuera de las subvenciones por deudas con la administración y desde el Distrito nos han ayudado a regularizar nuestra situación indicándonos el camino correcto», concluyó Mellado.

Para la presidenta saliente y actual vicepresidenta, Mariló Orgambídez, «nuestro valor más significativo es la perseverancia y estar al pie del cañón. Hemos pasado por situaciones muy difíciles en lo personal y en lo colectivo. Empezamos en 1982 una serie de vecinos de la calle Delgado Roig, con el objetivo de ayudarnos y orientarnos cuando nuestro barrio formaba parte de un espacio abierto, sin control, en una Sevilla que aún no había unido el centro a sus barrios periféricos».

Al acto de reinauguración acudió el socio más antiguo, Manuel Pelayo, que dejó de ser usuario de la asociación aunque nunca faltó al pago de su cuota. Ahora ha vuelto a dejarse ver por la sede y el día de la reinauguración contribuyó con su presencia a cortar la cinta con la que se abre una nueva etapa.

También tuvo este honor el concejal delegado Jaime Ruiz y Marilú Paniagua, como representante de una familia, los Galindo Paniagua, que se ha volcado ayudando a la A.VV. Los Granados.