La pro hermandad del Santísimo Cristo de la Humillación y Nuestra Señora del Amor ha procesionado por las calles del Polígono de San Pablo un año más. Esta entidad muy arraigada en su barrio salió a las 19:00 horas de la plaza Naranjito de Triana.

En el lugar de la salida se dieron cita varios cientos de personas que no quisieron perderse una procesión que cada año cuenta con mayor número de fieles y que acompañaron al paso durante todo el recorrido.

Para el presidente de la Humillación, José Carlos Villalba, «todo salió a la perfección». «Hemos estados muy serios y atentos porque poner un paso en la calle no es nada fácil. Pero la coordinación y el buen trabajo de todo mi equipo ha hecho posible que todo estuviera perfecto».

También tuvo palabras Villalba para el distrito San Pablo-Santa Justa y los servicios municipales: «tengo que agradecer al delegado Jaime Ruiz y a todo su equipo el esfuerzo que han hecho por ayudarnos un año más con las flores. También quiero destacar el buen trabajo de Lipasam y de la Policía Local que se han volcado con nosotros al paso de nuestro crucificado».

El Cristo de la Humillación hizo su entrada en la plaza Naranjito de Triana a la 1:00 de la madrugada.