El Polígono Industrial Carretera Amarilla (PICA) ha visto como el distrito San Pablo-Santa Justa ha podado 128 palmeras de gran porte ubicadas en el propio PICA y aledaños.

El delegado del distrito, Jaime Ruiz, no podía ocultar su satisfacción por una nueva acción que era muy demandada por los empresarios del Polígono Industrial. Según Ruiz, «tenía muchas ganas de sanear el PICA, dónde se aglutinan numerosos empresarios que ahora mismo necesitan toda la ayuda posible. Nosotros hemos contribuido con ellos mejorando la imagen de su entorno y saneando unas palmeras cuyas ramas secas daban muy mal aspecto».

Este tratamiento consistente en el saneado de las hojas secas ha sido «muy delicado» según informan desde de la U.T.E. adjudicataria del mantenimiento del distrito, Fitonovo-Limpiezas Lorca, puesto que «ahora hay picudo, un insecto que ataca a la palmera especialmente por la zona de los cortes, y se siente muy atraído por el líquido lechoso que utiliza la palmera para cicatrizar sus heridas».

Por este motivo las palmeras no se descargan mucho puesto que una gran poda sería casi mortal para la planta. De hecho los operarios tienen orden, siguiendo los criterios de los técnicos municipales, de no cortar por encima de la última hoja baja de la línea horizontal.

Tras cortar todo lo seco y no tocar las partes verdes, se procede a realizar un tratamiento contra el picudo para evitar su avance. Aunque este insecto ha encontrado en las palmeras un medio de vida y lo cierto es que combatirlos supone un reto y no resulta fácil acabar con él.

La tarea comenzó a mediados de mayo y finalizó a finales del mismo mes y en ese periodo un equipo de cuatro personas ha podado una media de 10 o 12 palmeras al día.

El balance de podas en el distrito es positivo y va de menos a más aunque en este periodo veraniego que se avecina hay que «levantar el pie del acelerador porque la temperatura no aconseja podar. En verano nos centramos en los setos, en los parques, medianas y vías de servicio», aseguran desde Fitonovo-Limpiezas Lorca.