El Grupo Popular en el Distrito San Pablo-Santa Justa ha declarado que ha recogido «una serie de quejas» por parte de los vecinos de  la zona situada en la prolongación de la calle Arroyo, concretamente a la altura de las calles Aornos, Argantonio y Tartesos, en relación al mal estado de conservación del alcantarillado, «encontrándose roto, suelto o bastante deteriorado», lo que se traduce en «caídas entre los transeúntes, en la emanación de malos olores y en ruidos nocturnos que provoca los días de viento y temporal».

Se trata de una demanda que el portavoz del Grupo Popular, Francisco Torres, ha explicado a los miembros de la junta municipal del distrito y a su presidente, Jaime Ruiz, al que le ha dirigido un ruego para que «realice las gestiones oportunas para la mejora del estado de conservación del alcantarillado de las citadas vías para evitar a los residentes los inconvenientes descritos».

A este respecto, el delegado del distrito ha señalado que «se ha solicitado la intervención de los técnicos de la empresa de municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla, Emasesa, para que realicen un diagnóstico previo y sean estos expertos los que determinen la mejor actuación a acometer en el alcantarillado de la zona».

En este sentido, Jaime Ruiz ha avanzado además que «la calle Arroyo se someterá a un importante proceso de reasfaltado, unas obras que se realizarán con cargo a los presupuestos del Distrito San Pablo-Santa Justa y que incidirán notablemente en la mejora del entorno», ya que hay algunas zonas en las que el acerado «está bastante dañado», lo que dificulta el día a día a muchos vecinos, especialmente si son mayores o tienen su movilidad reducida.