La asociación de vecinos Las Óperas, de la zona de Huarte del barrio de Santa Clara, ha solicitado «que se refuercen las labores de limpieza por parte de la empresa pública Lipasam» sobre todo en lo que al barrido de las aceras se refiere, ya que según declara la presidenta de la entidad, Ana María Díaz, «son los propios residentes los que están realizando esta labor debido a la inaccion municipal».

La entidad ha demandado también «que se aumente el número de contenedores en las calles del barrio», ya que ha criticado que «algunos residentes en los chalés se los llevan para introducir los restos de la poda de sus viviendas particulares, dejando las calles sin cubos en los que depositar la basura durante los días que duren estas actuaciones».

Además, ha señalado un «punto negro» del barrio en el que «se está acumulando gran cantidad de basura debido a la presencia de un indigente que está ocupando el hueco de la pasarela que conecta el barrio con la SE-30, debido a que se han llevado un trozo de la valla que cierra este espacio», en donde se sitúa «un transformador de la compañía eléctrica y existen conducciones de gas natural, con el peligro que entraña la posibilidad de que el señor que ha ocupado este solar haga hogueras», ha alertado la presidenta.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla, a través Lipasam, ha explicado que «la frecuncia de limpieza en el barrio es de tres veces a la semana con motocarro». Aún así, «se han realizado una serie de actuaciones especiales de refuerzo». Entre ellas, «el pasado 16 de febrero se retiraron cinco cargas de camiones brigadas procedentes de la poda de los vecinos que las dejaron en la vía pública», y respecto a la suciedad en relación al solar ocupado, Lipasam ha manifestado que «el día 20 de febrero se realizó un refuerzo de limpieza que se va a intensificar a lo largo de la semana».

Otras demandas

La entidad vecinal ha insistido también en la necesidad de aumentar la vigilancia policial en el barrio, ya que «en la calle Fidelio se han producido tres atracos», y también «se han dado robos de motos y otros objetos en domicilios particulares», ha detallado la presidenta.

Ana María Díaz ha subrayado que «la iluminación en el barrio es muy escasa y da miedo caminar sola de noche». Además, ha señalado tres puntos «conflictivos» en el que «se da el menudeo de sustancias ilegales». Uno de ellos está situado en «la calle Ópera Carmen esquina con Rodrigo de Escobedo», otro «en la misma pasarela que da a la SE-30» y el tercero «detrás del edificio de Seguridad e Higiene en el Trabajo», donde «también es un punto conocido de prostitución».

En este sentido, el Ayuntamiento ha señalado que «la Policía Local patrulla por Santa Clara al igual que por el resto de barrios de la ciudad», y ha recordado que «la investigación de venta de drogas es competencia de la Policía Nacional, no del Ayuntamiento». Aún así, ha manifestado que «obviamente, los agentes de la Policía Local actúan si encuentran a individuos trapicheando con sustancias ilegales».