El mosaico cerámico que da la bienvenida a quienes viven o van de visita a la urbanización Santa Clara ya se encuentra, de nuevo, en la entrada de esta zona residencial. Tras ciertos malos entendidos entre los vecinos de Santa Clara, el distrito ha sustituido por una réplica exacta el mosaico cerámico de la calle Villas de Cuba, tal y como había acordado en varias reuniones con representantes vecinales del Club Deportivo Santa Clara y la Asociación de Vecinos Las Praderas.

Tras reunirse el delegado con estas entidades se llegó al acuerdo de que el mosaico existente se trasladaría, si los estudios técnicos así lo convenían, a las instalaciones del Club Santa Clara. Y en su lugar se colocaría una réplica exacta, si la restauración del original no era posible técnicamente.

Así el estudio técnico, realizado por la empresa de restauración Kosmo Arte Sevilla, tras introducir que la pieza carecía de valor artístico reseñable, pero sí poseía unos valores de referencia histórica, exponía que la restauración y el traslado del mosaico de azulejos cerámicos era inviable, dado el alto grado de deterioro. Por ello se procedió a su demolición con la intención de sustituirlo de inmediato por una réplica exacta, según se había acordado.

En este sentido Jaime Ruiz, delegado del distrito, comenta; «Pido disculpas a los vecinos si en estos apenas siete días que han observado la demolición del mosaico han entendido que iban a perder ese hito sentimental, pero la intención de este delegado siempre ha sido, desde un principio, la restauración del mosaico o en su defecto la sustitución por una réplica exacta, ya que desde el distrito entendemos el valor sentimental que este elemento tiene para los vecinos de Santa Clara, y además así se había acordado con los representantes vecinales».

La intervención en este mosaico olvidado, vestigio de la construcción de la Urbanización por parte de los Norteamericanos que trabajaban en la Base Aérea de Morón de la Frontera, se enmarca dentro la 2ª fase de actuaciones en la Avenida de Villas de Cuba, en la cual se han cubierto con extendido de hormigón una serie de zonas terrizas.

En palabras de Ruiz, «Santa Clara era una zona olvidada en anteriores mandatos y, sin embargo, desde mi incorporación como Delegado del Distrito San Pablo – Santa Justa hemos invertido más de 130.000 euros de los presupuestos del Distrito y de la Gerencia Municipal de Urbanismo dedicados sobre todo al arreglo del viario y acerados, como es el caso de la primera fase de Villas de Cuba, el reasfaltado integral de la Urbanización Cruz de Malta, las calles  Hernando de Soto y Antioquía, así como el acerado de la calle Pedro Menéndez Avilés, o en otro orden de cosas, la colocación por ejemplo de cuatro juegos de mayores en las Praderas de Santa Clara, en la calle Fray Marcos de Niza».