La Asociación de Personas con Discapacidad Intelectual «Niños con Amor» lleva más de dos décadas ofreciendo talleres ocupacionales y de autonomía personal en sus instalaciones del barrio de Santa Clara -calle Alvar Núñez Cabeza de Vaca- donde, actualmente, atienden a 105 usuarios de edades comprendidas entre los 17 y los 63 años de edad.

La entidad nació en 1995 por un grupo de padres y madres de la AMPA del centro de Educación Especial San Pelayo quienes, al término de la Eduacación Escolar Obligatoria, «se encontraron con el problema de que no existía ningún centro especializado para adultos en el que sus hijos pudieran seguir desarrollándose», declara el director de Terapia Ocupacional, José García.

Actualmente, el centro imparte talleres de cerámica, pintura y marquetería, y cuenta también con aulas para informática y para ajuste personal y social, en el que los usuarios aprenden a desenvolverse en el día a día, asimilando conceptos básicos sobre cómo usar el transporte público, cómo manejar correctamente el dinero a la hora de comprar, o cómo crear su propio grupo de amigos.

«El objetivo es desarrollar y potenciar al máximo la autonomía personal y social de cada usuario, orientándolo y formándolo en función de las necesidades de cada uno», señala el director, quien apunta que «aunque el mercado laboral es una meta que está muy lejos debido a su discapacidad, aproximadamente unos diez de cada 70 tendrían posibilidades de encontrar un trabajo».

Hoy día, la asociación desarrolla su labor mediante dos servicios principales como son la Unidad de Estancia Diurna (UED), con capacidad para 30 personas, y la Unidad de Estancia Diurna con Talleres Ocupacionales (UEDTO), en la que hay cubiertas 75 plazas de un total de 77.

En la primera se ubican las salas de atención especializadas, destinadas a personas cuyo nivel de independencia y autonomía es menor. Por contra, los talleres ocupacionales se destinan a aquellos usuarios con necesidades «intermitentes» y que cuentan con un nivel cognitivo mayor. Además, el centro ofrece servicio de transporte, catering y respiro familiar.

Desde el año 2003 sus plazas están concertadas con la Junta de Andalucía, por lo que el usuario sólo paga el 25 por ciento del nivel de sus ingresos y el resto correría a cuenta del Gobierno andaluz. Sus instalaciones han sido cedidas de manera gratuita por el patronato que gestiona el Centro de Educación Especial San Pelayo.


Nueva residencia
La Asociación «Niños con Amor» tiene en proyecto la construcción de un nuevo centro residencial y asistencial para adultos con discapacidad intelectual que daría cobertura a 30 plazas. Se trata de un proyecto paralizado actualmente, aunque la redacción del mismo fijaba finales de 2011 para su conclusión.

Hasta la fecha, sólo se ha ejecutado la primera fase de las obras, correspondiente a los cimientos y dotada con unos 230.000 euros, de los que la Junta aportó 90.000. Respecto a la continuidad del proyecto, el personal de la asociación se muestran excéptico, pues asegura que «la Junta nos ha dicho que aunque consigamos financiación para terminar el proyecto no puede garantizar que se vayan a concertar las plazas».