Sevilla Ciudad se hizo eco hace unos días de la preocupación de los vecinos de Kansas City ante la ocupación de un solar vacío por parte de un indigente. La denuncia partió de la asociación de vecinos Huerta de Santa Teresa, en concreto, de su presidente, Miguel Cáceres, quien afirma que «a día de hoy la propiedad de la finca, Unicaja de Málaga, está actuando en el terreno. Ya han vallado todo el perímetro del solar con malla metálica y han quitado la chabola que había, obligando a marcharse al indigente que la habitaba. Además, se están realizando labores de limpieza y poda del arbolado», asegura el representante vecinal.

La entidad manifiesta que «los vecinos están muy satisfechos y agradecidos a la entidad bancaria, por la diligencia que se ha dado en limpiar la zona tras la publicación del reportaje». «Ahora, esperamos que el vallado dure bastante y que el solar siga cerrado para que no tengamos que volver a denunciar un episodio del estilo», concluye Cáceres.

La asociación recuerda que ésta es la segunda vez que la empresa inmobiliara Acinipo, sociedad a través de la que Unicaja acomete sus principales proyectos vinculados a la construcción, cerca la finca ya que, anteriormente, «ha habido dos robos en lo que va de año». De hecho, sólo una parte del solar continúa cerrado con vallas metálicas, mientras que el resto de zonas se han repuesto con mallas para evitar la sustración».

El representante vecinal quiere resaltar que «el diálogo con Unicaja para solucionar el problema siempre fue bueno. De hecho, en nuestra última conversación, nos dijeron que estaban buscando presupuesto para volver a cerrar la finca, y a la vista está que así lo han hecho».

Los vecinos estaban preocupados por la «mala imagen» que ocasionaba la chabola y  la suciedad del solar, donde se estaban acumulando «parachoques de coches y también restos de muebles y enseres  que servían como base para encender hogueras en las noches más frías».

Por último, la asociación quiere hacer un llamamiento a los vecinos para que «no echen comida a los gatos que campan por el solar ya que eso atraerá a otros animales y dará mal olor a los residentes más cercanos».