El Distrito San Pablo–Santa Justa celebró la noche del pasado jueves la inauguración de su velá más entrañable y antigua, junto con la del Polígono de San Pablo: la Velá de La Corza.

En palabras de Jaime Ruiz, delegado del Distrito, «desde que me incorporé al cargo como Delegado del Distrito nos hemos volcado con la barriada de La Corza, dado el déficit de atención que sufrieron sus vecinos durante las anteriores corporaciones. Y como no podía ser de otra manera igualmente nos volcamos con su Velá, una de las más antiguas de Sevilla, y verdadero ejemplo de lo que debe ser la Velá de un barrio. Alegría y convivencia entre vecinos y visitantes».

Numeroso era el público y las representaciones, tanto políticas como vecinales del Distrito, que se congregaban desde las primeras horas de la noche para asistir al acto de inauguración y posterior alumbrao de la XXXIV edición de su Velá. Y es que para los vecinos de esta histórica barriada sevillana probablemente estos días sean los días más importantes del año.

Tras la actuación infantil de Animación Morgal que hizo las delicias de los más pequeños con la visita inesperada de Bob Esponja, se procedió al acto de inauguración. El presentador de la Velá fue llamando a todos los miembros de la presidencia de la Asociación de Vecinos León Felipe, artífice junto al Distrito de todos los preparativos para que dicha fiesta salga adelante año tras año.

«Quiero agradecer personalmente a Jaime Ruiz, delegado del Distrito, todo lo que está haciendo por nuestro barrio desde que se incorporó como Delegado. El barrio ha mejorado en muchísimos aspectos y uno destacable es en limpieza. Quiero agradecer la labor que Lipasam viene realizando de forma escrupulosa en todas las calles del Barrio. Como será la cosa, que somos junto a la Feria de Abril, la única fiesta que tiene un dispositivo permanente de limpieza», anunciaba desde el escenario José Pizarro, Presidente de la Asociación, en un tono alegre y orgulloso al mismo tiempo.

Entonces fue invitado a subir al escenario y recibido con un sonoro aplauso el Delegado Ruiz, que agradeció las palabras del representante vecinal y recordó la promesa cumplida «en este mismo lugar el pasado año sobre el asfaltado de todas las calles del Barrio. Pues igualmente en esta edición puedo ya anunciar que ese sueño tan deseado por todos los vecinos de la Corza de poder tener por fin una zona verde va a ser una realidad en pocos meses. Ya se están realizando todas las gestiones para la puesta a punto de la zona arbolada del Colegio Nuestra Señora de la Esperanza que será de uso compartido entre todos los vecinos de la zona, especialmente de La Corza, y la comunidad educativa Virgen de la Esperanza, como así se venía demandando desde hacía años. Y como ya saben llevará el nombre del histórico y querido maestro que tanto hizo por este barrio, Don José Pizarro Álvarez».

La alegría de los presentes y de los miembros de la presidencia de la Asociación de Vecinos León Felipe era palpable tras escuchar estas palabras. Así, tras la entrega de reconocimientos a distintas personalidades del Barrio y de fuera del mismo, se pasó a alumbrar cuatro días de actividades y actuaciones, en definitiva de fiesta, convivencia y mucha alegría como así lleva siendo desde hace treinta y cuatro años, y por muchos años más, sin duda.