Las esculturas de la Glorieta de Covadonga que representan el genio, el arte, el trabajo y la ciencia han sido sometidas a un proceso íntegro de restauración. El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, junto al delegado del Distrito Sur, José Luis García, y el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, han visitado este miércoles el resultado de la reconstrucción de este conjunto escultórico.

Desde que estas esculturas fueran colocadas en las inmediaciones del colegio España durante la Exposición Universal de 1929 no habían sido restauradas.  Por eso, el Ayuntamiento de Sevilla contrató a sevillanos especializados en el mundo de la restauración para embellecer de nuevo estos monumentos.

esculturas-covadonga2La restauración que coincide con el centenario del Parque María Luisa ha costado 60.000 euros. El alcalde ha indicado que «la relación calidad precio es magnífica». Además, ha resaltado que se han creado puestos de trabajo para esta intervención ya que «las labores de restauración han sido muy minuciosas y se ha necesitado a personal cualificado. Incluso se han recuperado algunas piezas que se habían perdido».

Dichos trabajos se suman a la recuperación de otras glorietas y monumentos de gran interés turístico, como el monumento dedicado al Cid, la iluminación de la fuente de las cuatro estaciones en el Prado de San Sebastián, los restos de la muralla islámica en la calle Goles o las Columnas Romanas de la calle Mármoles, entre otros.

Mejoras realizadas en el Parque María Luisa

El alcalde ha puesto en valor la belleza del Parque María Luisa y el significado histórico que tiene para Sevilla. Por ello, ha resaltado que se siguen trabajando para mejorar las condiciones del parque «en el que se lleva actuando durante todo el año».

Además de la recuperación del conjunto escultórico de la Glorieta de Covadonga, se le está dando especial atención a los árboles singulares, con más de 15 metros de altura y a la reposición del albero que tiene dos plazos de ejecución, uno de ellos comienza la semana que viene.

Asimismo, se ha restaurado el Muro de la Madrina y se está rehabilitando la Glorieta Virgen de los Reyes, que según ha aclarado el alcalde «se ha retrasado por las inclemencias del tiempo, pero que de un momento a otro estará finalizada».

Por otro lado, se ha reparado el sistema hidráulico, la escalinata y la iluminación del Monte Gurugú, se han pintado todos los bancos de forja del parque, se han limpiado todos los imbornales de la Plaza de América para evitar los encharcamientos y se ha mejorado la accesibilidad en la Glorieta de Bécquer y en la Plaza América.